El cuerpo humano de loas bebé es muy delicado, por tanto su cuidado es importante cuando están en sus primeros años de vida. Muchos bebés en ocasiones presentan problemas para evacuar sus heces. El estreñimiento se considera como un trastorno que es caracterizado por la dificultad que se le presente a una persona para evacuar.

Cuando un bebé está en sus primeros de vida, la coordinación de sus movimientos del intestino y de la relajación del esfínter no ha llegado a su maduración total. Cuando estos casos pasos, es posible que el bebé presente molestia, llore por momentos prolongados, empiece a levantar las piernas y en ocasiones se ponen rojos cuando empujan las heces, esos pueden que sean los primeros síntomas de bebé.

Para poder detectar que un bebé este estreñido, es importante que observemos su estado físico, los signos que se detecten a la inspección, como son el nerviosismo, las piernas las mueven intranquilamente, se empiezan a poner rojos durante el esfuerzo y empezaran a llorar. Además de eso presentaran síntomas como gases y cólicos.

Características de las heces

Según los expertos, cuando el bebé está en el proceso de lactancia materna, empiezan a manchar los pañales en cada momento que comen, las heces podrán ser en menores cantidades y otras podrán ser abundantes. Cuando los bebes van creciendo, la frecuencia de esas evacuaciones irán disminuyendo. Cuando tiene sus primeros dos meses de vida, normalmente empiezan a evacuar una y hasta dos veces por día.

Todo esto dependerá del tipo de alimentos que la madre le dé y de su propia naturaleza, cuando un bebé presente estreñimiento, es importante que los padres intervengan de manera muy rápida, además del pediatra que esté a cargo de su clínica para evitar que ese problema se vaya a convertir con el tiempo en una sintomatología crónica.

Cuando las heces se acumulan en el intestino del bebé por mucho tiempo, tienden a colocarse secas y muy duras por lo que dificultara el proceso de excreción y será muy dolorosa cuando puja. Cuando estas expresiones de heces escasean en el bebé, el médico debe evaluar muy bien si la madre lo está amamantando bien.

La buena alimentación del bebé

Cuando el bebé no come, eso no quiere decir que tenga estreñimiento, sino que no tendrá nada que evacuar. Cuando el bebé está en sus primeros días de edad, tendrá que evacuar como mínimo unas tres veces al día, si esto no sucede, es probable que esté recibiendo muy pocos alimentos.

En caso de que el bebé deje de evacuar hasta por dos días consecutivos, cuando nuevamente empiece su proceso de evacuación, esas heces serán secas y muy duras, en este caso es posible que se deba a estreñimiento, si esto se está presentando en el neonato, se le debe consultar al médico pediatra.

Para que el estreñimiento de un bebé sea aliviado, es importante que los padres añadan un poco de agua a la fórmula que este consumiendo para que de esta manera las heces que estén acumulada en sus intestinos, se ablanden y así no tengan mucho tiempo retenidas. Existen médicos pediatras que les recomiendan a los padres que disminuyan los biberones, es decir le coloquen unos 35ml de agua por medida de leche.