Existen varias razones por la que todos deberíamos llevar una dieta controlada, es decir, que se lleve un control de todo lo que comemos o por lo menos de las grasas que ingerimos. Esta dieta controlada puede traer beneficios para el organismo, también para la forma en que te ves a ti mismo y, el cómo te ven los demás.

Esta dieta consiste en disminuir en lo posible las grasas, también es conocida como la dieta Ornish, por los estudios que realizó el doctor Dean Ornish. Gracias a esta dieta, se han podido ver grandes resultados muy diferentes para ambos sexos, algunos de ellos han tenido una mejora que cambia por completo sus vidas, pudiendo dejar la vida llena de enfermedades.

Algunos de sus beneficios, se ven más en determinado sexo, por la relación testosterona-estrógeno. Al bajar los niveles de testosterona por disminuir las grasas, también disminuimos los receptores que se mantienen activos, por lo que a su vez la quema de grasas también es menor.

Revierte la arterioesclerosis.

Seguimos con los beneficios que tiene para los hombres, al hacer una dieta controlada reduces el aumento del colesterol en las arterias. El beneficio, además de evitar un ataque cardíaco, en este caso sería que el endotelio no se obstruye. Por lo que tu torrente sanguíneo mejora, se reduce la presión arterial, y por lo cual, te darán mejores erecciones.

Una persona que no realiza ejercicio y, que no mantiene una dieta controlada o baja en grasas, en la mediana edad su cuerpo puede comenzar a fallar. De este modo, puede que a los cuarenta años más o menos podrían disminuir las erecciones, así como también, podrías padecer múltiples enfermedades cardiovasculares y reducir notablemente tu esperanza de vida.

Mejora el humor

Se ha demostrado que, manteniendo este tipo de dieta se puede aumentar el ánimo de una persona, así como la función cognitiva. Comparada con la dieta baja en carbohidratos, esta hace notoriamente un mejor trabajo, dándoles así, tanto a hombres como mujeres un mejor ánimo durante el día a día, aunque las mujeres son las más propensas a sentir cambios de humor, debido su ciclo menstrual.

Reducir la grasa del hígado

Además de reducir el colesterol en las arterias, se puede reducir la grasa que se queda en el hígado. Con una dieta baja en grasas evitas que la grasa se acumule en el hígado y evitar, ciertas enfermedades tanto hepáticas como cardíacas. Al eliminar esta grasa, no tendrás problemas como podría suceder con los otros tipos de dietas (Atkins, Paleo).

Colesterol

Se puede ver que, los que siguen una dieta controlada y baja en grasas han podido reducir su nivel de colesterol. A muchas personas les pasa que, al menos un poco de grasa saturada les eleva los niveles de colesterol, haciendo posible padecer múltiples enfermedades cardíacas.

Las dietas controladas ayudan a reducir al menos, un ciento cincuenta por ciento tu nivel del colesterol, lo que hace  más sencilla tu vida y eres menos propenso a sufrir de ataques cardíacos. Lo mejor para que todos bajemos el colesterol en nuestra sangre, es quitar las grasas de nuestras vidas o mantenerlas lo más bajas posibles, llevando una dieta controlada y tratando de no salirse de ella.