El aborto se podría definir en términos resumidos como la interrupción del ciclo de gestión normal que ocurre antes de que el feto se encuentre desarrollado de una manera completa y esté preparado para vivir fuera del útero. Cuando los abortos son producidos de manera natural puede ser debido a diversos factores, aunque a veces son capaces de reconocerse, en muchos casos sigue siendo un misterio, en el siguiente artículo te informaremos acerca de las causas del aborto más comunes.

Los abortos que se producen de manera natural por lo general ocurren en las mujeres que están en el primer trimestre de gestación y el aborto es, la complicación más común que se puede sufrir durante un embarazo, dependiendo del momento en el cual sea producido, se puede categorizar en los siguientes:

Clasificación de los abortos según su momento

  • Aborto temprano: Ocurre cuando el feto presenta algún tipo de alteración genética y usualmente tiene lugar durante los días después de implantado el óvulo.
  • Aborto tardío: Se denominan así el tipo de aborto que se produce cuando el feto ya ha alcanzado la semana 13 de embarazo.
  • Aborto prematuro: Son cuando se producen de manera natural antes de la semana 12 de embarazo.

¿Qué causas pueden producir un aborto?

Las causas del aborto se pueden clasificar en tres tipos, las causas fetales, las causas maternas, y las causas paternas.

            Las causas fetales

Son las que producen más de la mitad de los abortos y se deben a causas congénitas del feto, ya sea cuando presentan alguna anomalía o fallos cromosómicos detectados en los primeros meses de gestación. Aunque también se pueden deber a otro tipo anomalías, como lo son la del trofoblasto (capa de células) u otro tipo de anomalías.

            Causas maternas

Entre los principales problemas presentados por la madre que causan los abortos tenemos: Los trastornos desarrollados en la formación de la placenta, deformidades o tumores en el área del cuello uterino, como sinequía, miomas o insuficiencia cervical, los traumatismos ocurridos debido a una caída de la madre, las infecciones, enfermedades como la diabetes aguda o grave, consumo excesivo de alcohol, abuso de sustancias ilícitas como drogas y tabaco son las mayores causas del aborto.

            Causas paternas

Son los problemas menos frecuentes pero también deben de considerarse ya que pueden llegar a afectar al feto y principalmente son problemas relacionados con el esperma o alteraciones que tengan herencia genética.

¿Qué hacer en caso de amenazas de aborto?

Ya que en su gran mayoría suponen una pérdida del feto y por consiguiente del embarazo como tal,  en caso de padecer una metrorragia o sangrado vaginal que es una de las causas del aborto más comunes, se debe acudir de manera inmediata al médico que está llevando el control de tu embarazo ya que este sangrado (si no proviene del ciclo menstrual normal) es una amenaza de aborto hasta que el médico sea capaz de demostrar lo contrario.

El médico en cuestión hará una ecografía para poder asegurarse de que el feto sigue con vida, comprobar el buen estado del cuello uterino (verificar si se encuentra abierto o cerrado) y en caso de que sea la primera ecografía que se realiza, verificar que no se desarrolle un embarazo ectópico, un embarazo amolar o descartar cualquier anomalía.

Tal vez sea difícil como madre o próximamente madre leer cosas de abortos si estás esperando un hijo, pero tristemente es una realidad que puede llegar a afectar a una gran cantidad de parejas que desean ser padres, por eso lo mejor es que se mantengan ambos como pareja informados acerca de todas las causas del aborto.