Se le conoce a la antigua roma como la civilización que tuvo su desarrollo en el periodo del siglo VIII antes de Cristo; durante la existencia de esta, la cual duró 12 siglos, tuvo muchas formas de gobierno entre las cuales destacaban las distintas clases sociales, reemplazadas primero por la Monarquía Romana, después se tomó lugar la República Romana.

Roma, tiempo después se convertiría en ese inmenso imperio que logró dominar a todo el Mar mediterráneo y Europa Occidental a través de las conquistas y asimilación cultural, imponiendo las ideas y costumbres del imperio romano a todas esas civilizaciones.

Antigua Roma | Pixabay

La antigua Roma es encasillada en el periodo ‘’antigüedad clásica’’ junto con el Antiguo Egipto, Mesopotamia y la Antigua Grecia, todos estos periodos podría decirse que sirvieron de inspiración para las clases sociales de Roma y su cultura, principalmente viéndose influenciado por los griegos.

Las clases sociales de Roma

No es un secreto para nadie que el imperio romano fue el más poderoso  e importante que alguna vez se haya conocido en la historia humana, pasando por encima de cualquiera de las civilizaciones antiguas como la egipcia o la griega debido a que muchos pueblos se sometieron al yugo romano y esto es incluso apreciable en la actualidad por los restos de arquitectura que permanecieron en la civilización.

Se puede notar porque las construcciones romanas incluso en los tiempos antiguos eran distintas a las de otras sociedades, debido a que estos siempre han estado un paso adelante en la tecnología y arquitectura.

Las clases sociales romanas estaban divididas entre los Patricios, los plebeyos Caballeros y Plebeyos Nobles, veamos entonces, qué componían a cada una de estas clases sociales.

Los Patricios

Los Patricios eran una clase social que estaba compuesta por las familias de más antigüedad, las cuales formaban entre todas ellas, un aristocracia desde la cual se dominaban todas las tierras. Los patricios eran una clase social que gozaba de muchos privilegios de diversos ámbitos, como políticos, judiciales, fiscales y además culturales; podría decirse que eran los ciudadanos en su pleno derecho.

El nombre de Los Patricios se les dio porque la palabra ‘’Patricio’’ hace referencia a que eran hijos de los padres fundadores de la Roma. Los Patricios además tuvieron su época donde eran los encargados de dirigir el Senado romano, pero hubo una época donde ocurrieron demasiados escándalos lo cual ocasionó que solamente quedaran algunos patricios bajo su dirección nombrados por el mismo emperador.

Con el tiempo, los Patricios fueron quedando desplazados en términos de riqueza y derechos con la clase social plebeya, debido a que estos últimos estaban comenzando a adquirir mejores derechos y terrenos, por lo que el número de plebeyos iba en aumento y terminaron ocupando cargos de suma importancia en el imperio romano, algo que solamente le competía a los Patricios.

Entre las potestades de los Patricios, estaban las de dirigir el consejo directo del emperador y el senado, además de también ser los líderes de las legiones romanas y se encargaban también de ser los poseedores de cada tierra conquistada, también dirigían la cultura de la sociedad y podían entrar en caso de que lo quisiera, al círculo de los sacerdotes, además, cada Patricio tenía 3 nombres.

Los Plebeyos

En la Roma Antigua, eran considerados plebeyos a cualquier tipo de persona que estuviera excluida del grupo de los Patricios; estos originalmente no tenían ningún tipo de derecho.

Con el paso del tiempo, los plebeyos fueron adquiriendo derechos llegando incluso a sobrepasar los derechos que tenían los Patricios, como fue mencionado anteriormente, tiempo después los plebeyos eran capaces de ocupar los cargos importantes así como también tener acceso a tierras y recursos.

Aunque todos los excluidos del grupo de Los Patricios eran denominados plebeyos, entre ellos ya existían muchas diferencias económicas y culturales, por lo cuales se dividían entre caballeros, nobles y clientes

Caballeros

Los caballeros eran aquellos plebeyos que poseían una fortuna más similar a un nivel intermedio, obteniendo beneficios del tipo agricultor o profesional, algunos eran beneficios comerciales pero estos eran un poco más raros porque todos antes se lo llevaban los Patricios.

En algunas ocasiones, se les era otorgado a los caballeros cargos, pero estos tenían mediana importancia siendo entre ellos los cargos de carácter político.

Nobles

Eran los plebeyos que tenían mayor capacidad adquisitiva y su fortuna podía igualarse a las que tenían los patricios, aunque no tuvieran los mismos beneficios; por su fortuna y poder, los nobles eran los plebeyos que ocupaban los cargos de mayor importancia dentro de este grupo.

Clientes

Los clientes eran los plebeyos que no tenían ningún tipo de recursos, por lo cual no tenían mayor remedio que rendir sus servicios a alguna familia Patricia, a cambio de los servicios prestados  a los patricios generalmente se les recompensaba con prendas, dinero o comida de parte de su patrón.

Los clientes fueron convirtiéndose en una clase social cada vez más pobre por lo que eran muy fáciles de manipular de parte de cualquier político, siempre y cuando estos les prometieran a cambio alguna recompensa

Los Esclavos

Los esclavos en la Roma no tenían ningún tipo de derecho existente, generalmente porque estos eran los prisioneros de guerra; la cantidad de esclavos que existían era enorme y llegó a ser incluso mucho mayor cuando llegó la expansión del imperio Romano; los Esclavos eran sometidos a los  trabajos más ruines y duros de por vida.

El destino de los esclavos era incierto, y este dependía en mayor medida acerca de la crueldad o benevolencia que tuviera su amo, llegaban incluso a ser utilizados para satisfacer las necesidades de entretenimiento que demandaba el emperador y el pueblo. Los esclavos eran los ‘’monos de circo’’ de los coliseos y teatros romanos, donde los colocaban a luchar a muerte entre ellos y así decidían cual iba a seguir viviendo,

La crueldad hacia los esclavos llego a un punto límite que inclusive algunos mandatarios decidieron legislar para que dejaran de maltratarlos, siendo que había un aproximado de más de 300mil esclavos. El número de esclavos por cada familia adinerada era bastante incierto, pero podría decirse que estaba alrededor de 1000 o 1500 por cada una.