La lactancia materna es un momento de vital importancia para el perfecto desarrollo del niño, brindarle tanto a él como a la madre la comodidad necesaria durante este proceso contribuye a mejorar la relación entre madre e hijo que se centran en interactuar entre ellos.


El cojín de lactancia materna brinda la comodidad y tranquilidad que la madre necesita a la hora de alimentar a su bebé de su pecho, se encuentran elaborados de diversos materiales hipo alergénicos, fáciles de lavar y muy cómodos.

Para toda mujer embarazada resulta un poco estresante encontrar artículos de calidad que pueda necesitar una vez el niño nazca, dentro de los beneficios que tiene el cojín de lactancia es su versatilidad y sus diversos diseños que no se limita solo a la lactancia del bebé, la madre embarazada puede usarlo para mejorar su postura durante el sueño.


Puede ser usado cuando el bebé sea unos meses mayor de esta manera podrás dar pecho a tu bebe sin tener que sujetarlo con los brazos, También es útil para que el niño lo use como una almohada o soporte para estar sentado cuando sea un poco más grande, es un producto que no desecharas debido a que tiene varios usos en diferentes momentos de la vida de tu bebé.

¿Qué hacer si no tengo un cojín de lactancia?

En ocasiones algunas tiendas no disponen de ciertos artículos como los cojines de lactancia pero en su defecto tenemos varias soluciones dependiendo de cual sea el caso, como lo expuesto para el caso de los collares de lactancia donde mencionamos que pueden ser fabricados en casa es casi lo mismo para los cojines.

Para mejorar la postura durante el sueño de la madre embarazada se puede sustituir el cojín por almohadas que cumplirán la misma función.


Para la madre que brinda pecho a su bebe puede optar por la forma tradicional tomando al bebé en brazos, o emplear varios cojines para garantizar la comodidad del bebé mientras se le brinda la lactancia materna ya sea de pie, acostada o sentada.

Una vez que el niño tenga algunos meses como para sentarse se podrá usar varios cojines alrededor sentando al infante en el sofá para tener un apoyo firme a la hora de alimentar al bebé.

Tipos de cojines de lactancia materna

En el mercado existe una amplia gama de cojines que se encuentran destinados a cubrir necesidades específicas brindando el mayor confort que la madre y el niño necesitan.

Cojines de lactancia de Theraline

Ideal para las madres embarazadas ya que puede acostarse sobre él, cuando el niño nace puede ser usado como cojín de lactancia sin problemas, gracias a su relleno de bolitas tiene un efecto relajante en toda la columna vertebrar de la madre reduciendo la tensión en la espalda y brazos.

Cojín de lactancia Prenatal

Muy similar al anterior, permite a la madre a dormir cómodamente de lado como es recomendado por los médicos ya que de esta manera el bebé dentro del vientre materno se nutre mejor, brinda a la madre un alivio mientras alimenta al niño ya que ayuda a liberar tensiones sobre hombros y espalda.

Cojín maternal Jané

Cuenta con un diseño ergonómico gracias a su relleno de bolitas que se adaptan a cualquier parte del cuerpo, posee un accesorio opcional para usar como hamaca.

Boppy Chicco

Diseñado para adaptarse perfectamente a la anatomía de la madre debido a su relleno de fibra, es un apoyo necesario para el antebrazo que le ayuda a mejorar las tensiones acumuladas en el codo, espalda y la muñeca.

Cojín de lactancia Wynnie de Theraline

Muy ajustable al cuerpo de la madre.

Cojín de lactancia Jané

Posee una funda extra y un cojín adicional para el bebé.

Cojín de lactancia Teddy Bears, de Boppy

Se puede usar desde un primer momento a partir de que nace el niño ya que sirve como un muy buen soporte para la espalda al mantenerla derecha evitando cualquier mala postura que repercuta en los hombros o cuello.

Gracias a su diseño mantiene libre las vías respiratorias del bebé libres, evitando que esté se llene de gases durante la lactancia materna.

Babimami Comfort, de Imaginarium

Cojín de lactancia para mujeres con cesárea, posee un dosel incorporado que ayuda al amamantamiento del bebé a su vez que mantiene a la madre libre de tensiones musculares.

Cojín de lactancia y de descanso para el bebé, de Jané

Muy ergonómico, posee una funda extraíble.

Cojín de lactancia Koala de Tuc Tuc

Cojín de lactancia muy flexible, contribuye a adoptar diferentes posturas mientras se alimenta al bebé.

Cojín individual de lactancia Milkbar, de fertile Mind

Tiene un diseño que le permite mantener al bebe en una posición adecuada para que este pueda recibir pecho, tiene como atributos ser muy ligero y fácil de manejar.

Cojín de lactancia Active Play, de Nattou

Cojín muy versátil ya que puede ser usado por la madre antes después del parto, como cojín de lactancia materna y cuando el bebé sea unos meses mayor como cojín de apoyo para sentarse.

Cojín doble de lactancia Milkbar, de Fertile Mind

Es el cojín de lactancia para gemelos, ideal para amamantar de manera muy cómoda a ambos bebés, también puede ser usado de manera individual si se dobla.

Almohada de lactancia de Baby-up

Evita las molestias de espaldas y reduce el cansancio de los brazos, posee un bolsillo práctico para guardar chupetes pañuelos, pañales entre otros.

A la hora de escoger un cojín de lactancia debes evaluar cual se adapta a tus necesidades para poder brindarle el mayor confort a tu hijo y sentirte cómoda mientras lo atiendes.