La lactancia materna es un momento crucial durante los primeros días del recién nacido y contribuye al optimo crecimiento del infante, los niños por naturaleza son curiosos y esto no se limita en los recién nacidos y lactantes quienes suelen tocar todo a su alcance interactuando con el mundo que los rodea, desde el momento de su nacimiento hasta alcanzar algunos meses de edad los niños poseen un reflejo muy bien desarrollado; el reflejo palmar que les permite cerrar la mano cada vez que tocan un objeto.

Este reflejo permite al niño interactuar con la madre lo que es común ver como este le puede tocar su piel, la mama, pero en ocasiones el niño puede tomar del cabello a su madre o arañarla, para evitar este tipo de incidentes y mejorar la técnica de lactancia materna existe el collar de lactancia.

El collar de lactancia permite a las madres interactuar adecuadamente con su bebé mientras lo alimentan de su pecho, debido a que el niño puede tener un agarre perfecto durante la lactancia materna lo que contribuye a que el niño pueda alimentarse bien, disfrutar del calor de su madre y jugar mientras se alimenta.

El collar de lactancia materna tiene otros usos, cuando se sale de paseo con el niño sirve como un juguete para ayudar al niño a distraerse y evitar que llegue a estresarse, cuando le salen los primeros dientes al bebé se vuelve en una herramienta indispensable ya que puede ser usado como mordedor y aliviar la molestia en los dientes del niño.

El collar de lactancia es fácil de usar; basta con colocarlo en el cuello y dejar que el niño comience a interactuar con él, rápidamente el niño tendrá un fuerte agarre que le permitirá aferrarse con mucha seguridad a su madre alimentándose de forma adecuada.

¿De qué materiales esta hecho el collar de lactancia?

Existen diferentes tipos collares de lactancia los cuales varían según el material por un lado tenemos aquellos que son elaborados en madera, estos se recubren con algodón natural; es bien conocido que el algodón es un tejido muy suave y bondadoso con la piel lo que brinda una mayor confianza a la hora de adquirir el producto ya que no representa un riesgo para la salud de nuestro bebé.

Otro material muy empleado hoy en día es la silicona alimentaria, esto nos garantiza que los collares de lactancia con este tipo de material son antibacterianos, evitando que el niño pueda adquirir alguna infección como resultado del uso del collar, este tipo de material es idóneo para convertir el collar en un mordedor para cuando al niño comiencen a salirle los dientes.

La madera es un material que puede ser lavado con toda confianza ya sea a mano o en el lavavajillas y se deja secar al aire.

Beneficios de usar el collar de lactancia

Mejora la calidad de la lactancia materna.
Mejoran la interacción entre la madre y bebé.
Brinda mayor comodidad a la hora de dar lactancia materna.
Estimulan la visión y la motricidad del bebé.
Es fácil de fabricar en casa, existen tiendas que poseen todos los materiales para su elaboración.
No contienen sustancias toxicas que puedan hacer daño al bebé.
Puede ser usado como mordedor una vez el niño crezca.
Sirve como juguete para distraer al niño durante los paseos.

El collar de lactancia es una herramienta útil y muy económica, no existe riesgo alguno en su uso, cada día son más las madres que deciden elaborar su propio collar de lactancia o comprar uno.