El poseer un abdomen plano o definido es bueno para nuestra autoestima, les permite a las personas hacer uso de diferentes prendas que muestren el abdomen con la confianza de que se verá bien. Además de esto, existen motivos mucho más importantes por el cual debemos de eliminar los rollitos o la aquella panza que sobresale; una acumulación excesiva de grasa corporal en el abdomen no es solamente un mal solamente estético, es un elemento importante en el desarrollo de la diabetes, el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y la hipertensión.

No importa si eres una persona que no se molesta en su apariencia física, es necesario que elimines el exceso de grasa corporal que se encuentra en el abdomen, ya que este no se trata de un problema estético que puede ser evadido, sino que tiene que debe de ser controlado para que la persona pueda encontrarse totalmente saludable.

Hacer uso de la dieta y el ejercicio para bajar la panza

Imagen cortesía de pixabay.es

Es necesario tener en cuenta que la forma más eficaz para perder peso es hacer una combinación de dieta más ejercicios; enfocarse en cualquiera de los dos métodos es eficaz para bajar de peso, pero una combinación de ambos es muchas veces más efectiva. Restringir la cantidad de calorías que consumimos mediante la dieta es un método que puede funcionar en un plazo de tiempo corto, pero, si tenemos que deshacernos de una gran cantidad de peso esto solamente nos dejará a medio camino.

La mayor parte de las personas son capaces de eliminar una gran cantidad de peso mediante el uso de una dieta, sin embargo luego de unas semanas suelen quedarse atrapadas en un mismo peso sin poder disminuirlo más. Esto se debido a que el consumo basal de calorías disminuye a medida que nosotros también disminuimos de peso, necesitando de una dieta mucho más estricta para poder seguir disminuyendo nuestro peso.

Las investigaciones científicas han podido determinar que nuestro organismo es capaz de consumir un promedio de 23 calorías por kilo de peso, por lo tanto una persona que posea 100 kilogramos de peso corporal es capaz de consumir 2300 calorías diarias, mientas que una persona con 50 kilogramos de peso corporal solamente necesitará de la mitad. De esta manera podemos establecer un ejemplo:

Una persona que tenga un peso de 100 kilos y desee bajar a los 70 kilos; como su peso es de 100 kilogramos, el organismo de esta persona consumirá 2300 calorías al día. Mediante esto la persona puede establecer 3 condiciones:

  • Si durante transcurso de unos días esta persona ingiere una cantidad de 2300 calorías por día o similar, no bajará ni subirá de los 100 kilogramos.
  • Si esta persona consume una cantidad superior a las 2300 calorías diarias, su cuerpo subirá de peso.
  • Si esta persona consume una cantidad inferior a las 2300 calorías diarias, su cuerpo perderá peso.

Por ello, si esta persona establece una dieta de, por ejemplo, 1800 calorías diarias, va a poder perder peso sin la necesidad de hacer algún tipo de actividad física. Sin embargo, un cuerpo con una mala condición física necesita de mucha más energía para poder funcionar de forma adecuada; una vez que esta persona alcance los 85 kilogramos la cantidad de calorías diarias que necesitará habrá bajado a 1800.

Por este motivo, la dieta que mantenía esa persona cuando pesaba 100 kilogramos ya no es útil ahora que paso a pesar 85 kilogramos. A partir de aquí el paciente puede tomar dos opciones: modificar la dieta a una de 1300 calorías diarias difícil de mantener o empezar a hacer ejercicios para aumentar la cantidad de calorías que necesita durante el día; si la persona realiza una dieta de 1800 calorías diarias y consume 500 calorías más mediante el ejercicio, el gasto calórico diario pasará a ser de 2300 calorías, por lo que la dieta de 1800 calorías seguiría siendo eficaz.

Ganar masa muscular para perder la panza

Imagen cortesía de pixabay.es

Realizar ejercicios nos otorgan 2 ventajas importantes: son capaces de eliminar las calorías de forma inmediata y nos aumenta el consumo de las mismas mientas nos encontramos en reposo; la forma ideal de hacer ejercicios es mediante una combinación de ejercicios aeróbicos como el spinning o la natación y la realización de ejercicios que aumenten la masa muscular. El musculo del ser humano consume una gran cantidad de calorías, por ello, mientras más cantidad de musculo posea nuestro cuerpo, mayor es el consumo de calorías basales del mismo.

Un kilogramo de grasa puede consumir hasta 4 calorías al día, por su parte un kilogramo de músculo puede consumir hasta 13 calorías diarias. Esto quiere decir que si remplazamos el kilogramo de grasa que perdemos por un kilogramo de músculo, tendremos un aumento en el consumo de calorías diarias, pasando a consumir 9 calorías al día. Por ello podemos concluir que una dieta más ejercicios es el método más efectivo para perder grasa corporal, mientras realizamos ejercicios y generamos más músculos, será mucho más fácil para nosotros bajar el exceso de grasa abdominal de nuestros cuerpos.

Si queremos bajar la panza de una forma efectiva tenemos que realizar musculación. Esto no quiere decir que hagamos exclusivamente abdominales para perder la panza, sino que realicemos tonificaciones en todo el cuerpo que generen masa muscular.