Bañar a un bebé puede resultar un poco difícil al principio porque desconocemos la edad para bañar a un bebé o que productos debemos emplear, lo que debemos tener siempre en claro que antes de comenzar a bañar a un bebé debemos consultar previamente con el pediatra para que nos brinde las sugerencias necesarias para llevar a cabo este proceso sin problemas.

Fuente | Pixabay

¿A qué edad puedo comenzar a bañar a mi bebé?

La edad para bañar a un bebé es cuando el cordón umbilical se le caiga alrededor de los 10 o 14 días después del nacimiento, previo a esto bastara realizar al higiene de un recién nacido con toallitas húmedas o con una toalla humedecida con agua tibia, evitando tocar el cordón umbilical el cual tiene otros cuidados diferentes que el pediatra debe proporcionar.

¿Con que frecuencia debo bañar a mi bebé?

Las madre se preguntas ¿Cuántas veces debo bañar a mi bebe? Muchas deben de entender que un bebé no necesariamente debe bañarse todos los días, esto dependerá de la edad del bebé, para los recién nacidos será suficiente de dos a tres veces por semana siempre y cuando mantengas el área del pañal limpia.

La frecuencia con la que se deben de bañar los bebés grandes es diferente ya que puedes bañarlos todos los días recordando establecer un horario para ir haciéndole el habito al niño, creando una rutina para que se acostumbre, por ejemplo puedes bañarlo antes del baño con el tiempo el entenderá que después del baño debe irse a la cama.

Fuente | Pixabay

Pasos para bañar a mi bebé

Recuerda que para la hora del baño de un bebé dependerá de la edad del niño si es un recién nacido tendrá que ser aseado sin sumergirlo en el agua y pocas veces a la semana en cambio un bebé mayor puede tener un baño completo.

Pasos para bañar a un bebé grande

Preparar el baño

El primer paso para bañar a un bebé es sin duda preparar todo lo necesario para darle el baño, busca siempre un lugar cálido no tiene que ser exclusivamente el baño de la casa puedes darle el baño a tu bebé en cualquier habitación, la temperatura del agua debe encontrarse entre 36 y 36,5° C, ten a la mano el jabón, esponjas, toallas, cremas, pañales y la ropa del bebé.

Llena una bañera con 10 o 15 centímetros de agua, lo suficiente para poder bañar a tu bebé.

Comienza a lavar su cuerpo

Ahora para bañar a tu bebé debes de comenzar por sumergir al bebé en el agua poco a poco sosteniendo su cabeza y hombros con un brazo mientras con el otro sus piernas, al estar ya en el agua sigue sosteniéndolo de la cabeza y hombros para que no trague agua o entre en sus ojos,  la otra mano podrás liberarla y te servirá para lavar su cuerpo.

Comienza a lavar primero su cuerpo, tronco, brazos y piernas dejando de ultima la cabeza, de esta manera garantizamos que el bebé no llore a la hora del baño, debido al frio que le da después de que su cabecita se seque.

Seca al bebé

Pasado tres minutos del baño al bebé puedes sacar a tu bebé de la tina, sujeta la toalla en tu barbilla y luego levanta al bebé con la misma técnica que se usó en el paso anterior para sumergirlo en la bañera o tina, ahora pégalo a tu cuerpo y arrópalo con la toalla.

Procede a secarlo al orden inverso por el cual e baño, empezando con la cabeza luego el resto del cuerpo, debido a que los bebés pierden mucho calor corporal por la cabeza luego de esto continua asegurándote de no frotarlo, solo ligeros toques para que la toalla absorba todo, ten presente secar muy bien las áreas de con pliegues como las axilas, ingle, cuello y detrás de las orejas.

Vístelo

Una vez termine el baño del bebé, ya lo has secado, ahora solo falta vestirlo, colocarle el pañal previo a untarle su respectiva crema, talco o aceite hidratante según lo haya recomendado el pediatra, por ultimo vístelo ya sea con su pijama si va a dormir o ropa de estar en casa para bebés.

Pasos para bañar a un bebe recién nacido

Para bañar a un bebé recién nacido es importante que tengas sumo cuidado para no tocar el área del cordón umbilical, por eso la mejor opción para bañar a un bebé recién nacido será una esponja.

Prepara el baño

El baño para un bebé recién nacido es diferente al de un bebé grande, para esto necesitaremos una toalla suave, esponjas, un recipiente con agua tibia que oscile entre 36 a 36,5°C.

La toalla suave la usaras para recostar a tu bebé en una superficie lisa, para que este cómodo mientras realizas el baño, recordando mantenerlo calientito y abrigado mientras realizas el baño.

Ve lavando su cuerpo por partes

Humedece la esponja o una toalla pequeña y procede a tomar una extremidad del bebé fuera de la toalla (recuerda que debes mantenerlo abrigado) y comenzar el baño por partes, al terminar pasa suavemente una toalla seca y continua con la siguiente extremidad.

Finaliza el baño

Si por accidente cae algo de agua sobre el cordón umbilical puedes secarlo con una toalla limpia sin realizar mucha presión para que esta absorba bien e agua, al terminar el caño y el bebé se encuentre seco puedes proceder a ponerle el pañal al bebé previamente aplicando la crema humectante, aceite o talco que utilice el baño, para finalizar vístelo.