En este artículo vamos a hablar sobre un tema que por desgracia, a medida que pasan los años, se va haciendo más popular y es que el sobrepeso infantil es una realidad a la cual la comida rápida, las prisas, la tecnología y el poco deporte no están ayudando a superar, sino a hacer más presente. Este artículo no quiere ser una guía explícia, ya que para ello, como veremos, están los profesionales, no obstante, os daremos algunos tips que os puedan permitir ir avanzando en esta lucha contra algo que aunque muchos no lo quieran ver así, es un problema para la salud de nuestro hijo o hija.

¿Tan grave es que mi hijo tenga sobrepeso?

Problemas asociados al sobrepeso infantil, son por ejemplo, alteraciones en sueño, problemas de tensión (hipertensión), problemas de colesterol, potenciales problemas sociales como el bulling, posibilidad de desarrollar diabetes, entre otro amplio abanico de opciones, todas ellas negativas, que pueden provocar como decíamos, problemas de salud a nuestro hijo si no se tratan a tiempo.

Por tanto la respuesta corta a la pregunta anteriormente planteada es clara, sí, y para ello vamos a ver como tratarla desde un inicio y de forma efectiva.

¿Cómo puedo tratar el sobrepeso de mi hijo?

Cuando hablamos de temas relacionados con la salud, y más si cabe si es de los más pequeño, lo más recomendable siempre es acudir a un especialista. Nuestro consejo, es que como primer paso pasemos por visitar al médico de cabecera que muy probablemente nos derivará hacia un nutricionista que se encargará de examinar más a fondo su caso y tomar las medidas e índices principales que permitan trazar una hoja de ruta para nuestro hijo o hija.

Al margen de ello, y ya desde el punto de vista de los padres, hemos de tratar de hacer todo lo posible para luchar contra esos números que no serán únicamente los kilos, también serán otros como el índice de masa corporal, etc.

En estos casos es muy probable que nuestro hijo o hija no sea aficionado a realizar práctica deportiva alguna, es por ello que deberemos animarle a hacerlo, apuntarlo a alguna actividad o simplemente acompañarle en la práctica de alguna que sea interesante para él o ella. A su vez hemos de ser conscientes de la importancia que la dieta va a tener en todo el proceso, motivo por el cual deberemos ser muy conscientes a la hora de hacer la compra de nuestro hogar, de que ciertos productos no es que deban esconderse, es que no han de ser comprados nunca más o al menos hasta que se solvente la situación. Al margen de estos dos puntos anteriores, también hemos de ir explicando con calma y normalidad, todo lo que el sobrepeso le puede hacer a su salud. Por último animamos a hacer partícipe a nuestro hijo o hija de los éxitos conseguidos y mostrarle nuestra satisfacción.