Cuando una mujer se queda por primera vez embarazada es muy común que surgan una infinidad de dudas sobre miles de cosas, pero lo cierto es que la alimentación es uno de los temas que más preocupan ya que habrán oído muchas versiones de personas cercanas y es probable que existan diferencias entre una propuesta y otra. En este artículo vamos a intentar arrojar algo de luz sobre este tema que conforme vaya pasando el tiempo vuestra propia matrona ya os irá avanzando y detallando en mayor profundidad.

De lo primero que vamos a hablar es de la fruta, y es que como ya podréis ir intuyendo, va a ser un alimento que os va a acompañar durante todo el embarazo y va a ayudaros tanto a vosotras como a vuestros hijos a crecer fuertes y sanos/as. Se recomienda que la ingesta de frutas sea de al menos 2 o 3 piezas al día, estas deberían tener a ser posible piel ya que en ella se almacena una buena cantidad de sus vitaminas, no obstante ello obligará a que necesariamente hagamos una limpieza a consciencia de las mismas antes de ser ingeridas. Para aquellas personas que estén pensando en que las frutas no les gustan en exceso y tomar esta cantidad les puede suponer un gran sacrificio, también podemos hacer zumos con las mismas y de este modo aprovechas sus ventajas.dieta_embarazo

Los huevos los nombramos no tanto por su idoneidad al incluirlos en la dieta de las embarazadas, sino porque sabemos que a muchas de vosotras os gustan y por tanto hay que dejar claro si se pueden comer o no y de ser así en que cantidad. En este caso, los huevos no son uno de los productos más aconsejables para tomar en grandes cantidades, de hecho se suele recomendar tomar entre 3 y 4 por semana de modo que habrá que realizar platos con un uso limitado de los  mismos.

Los pescados tienen un gran número de proteínas y es por ello que se hacen un buen aliado de las embarazadas, no obstante deberemos tener presente que el blanco es más recomendable que el azul, de modo que habrá que intentar cambiar un poco los hábitos de compra si somos más de este segundo. Lenguado, pescadilla o trucha son muy buenas opciones para incluir en tu nueva dieta.

Por último respecto a la carne, uno de los elementos más importantes de cualquier alimentación (no vegetariana), deberemos comer almenos una pieza al día, únicamente deberemos tener presente que tanto la carne blanca como roja no han de ser grasas de modo que habrá que empezar a mirar con mayor detenimiento las etiquetas de los productos antes de comprarlos.