La salud es un tema de interés para todos, cuidar nuestro cuerpo es algo fundamental y sobre todo, cuando hablamos de salud sexual. Actualmente, la sociedad ya no se rige por las reglas antiguas de esperar hasta el matrimonio para empezar tu vida sexual. Por lo que, hay que tener claro que debes cuidar tu cuerpo más que nunca si piensas empezar a ser activo sexualmente.

A través de la historia, tener una enfermedad de transmisión sexual era sinónimo de vergüenza para el afectado y era un repudiado de la sociedad. Este tipo de enfermedades, así como muchas otras, se empezaron a difundir con los conocimientos del nuevo mundo y el mestizaje de razas y sociedades. Un ejemplo de esto, se puede dar con Colón ya que, debido a sus viajes trajo a España junto a sus marinos enfermedades como la sífilis y estos a su vez, exportaron la peste y viruela.

Tipos de enfermedades de transmisión sexual

  • Molusco contagioso
  • Linfogranuloma venéreo (LGV)
  • Enfermedad inflamatoria pélvica (EIP)
  • Cervicitis mucopurulenta (MPC)
  • Piojos púbicos
  • Vaginosis bacteriana
  • Sífilis
  • Gonorrea clamidia
  • Herpes
  • Virus del papiloma humano (VPH)
  • Tricomoniasis
  • Chancroide
  • VIH/SIDA

Protegiéndose de enfermedades de transmisión sexual

Muchas personas creen que, por una vez que no se protejan al tener relaciones sexuales, no van a estar propensas a sufrirlas. Sin embargo, siempre hay que estar en constante vigilia con respecto a este tema, cada persona con la que se tiene una relación íntima suele tener una historia antes de ti, y hay que tener cuidado con eso.

El sentido común es muy útil para estas ocasiones, si no mantienes una relación estable y monógama, lo ideas es que siempre que tengas sexo uses preservativos. Solamente las personas que practican la monogamia mutua y que ninguno padezca alguna enfermedad de transmisión sexual, son los únicos que pueden usar un medio anticonceptivo distinto al preservativo.

Uso del preservativo

Los preservativos o condones ayudan a 2 cosas, la primera es que previenen los embarazos no deseados y la segunda, sirven de barrera para evitar contagiarse de alguna enfermedad de transmisión sexual. No obstante, no quiere decir que el uso del preservativo sea 100% seguro, pero el riesgo de contagiarse de alguna enfermedad disminuye considerablemente.

¿Qué hago sí creo tener una ETS?

Lo primero que se debe hacer, seria suspender el contacto sexual hasta estar completamente seguro de su situación y visitar a un médico para hacer los estudios pertinentes. Una vez que se determine si se tiene una ETS o no, ya se podrá encontrar la solución más adecuada al problema.

¿Cómo evitar las enfermedades de transmisión sexual?

Primeramente, la mejor forma es abstenerse de la actividad sexual, claro está si su decisión es ser sexualmente activo, seria tener una relación monógama con otra persona que tampoco posea alguna clase de enfermedad sexual. Por otra parte, el uso de los preservativos masculinos y femeninos además de, protecciones bucales para realizar el sexo oral.

Estas son los consejos, más efectivos contra las enfermedades de transmisión sexual, siempre se debe tener prudencia al momento de comenzar la vida sexual. Debido a que, existen infecciones difíciles de curar e incurables con las que se deben vivir si no se toma la consciencia adecuada sobre el tema.