El control de esfinteres, o el momento de ir al baño, como se le suele decir, es un proceso netamente biológico que se le tiene que enseñar a los niños cuando estos comienzan a dejar la necesidad de utilizar pañales y permiten el control de la vejiga y los intestinos.

Es común que los niños comiencen a dejar el pañal en un aproximado de 2 a 4 años, pero hay casos en que los niños presentan dificultades para poder controlarlos, tanto como las dificultades para aprender o adaptarse a un medio. Así que les tomará un tiempo aprender a ir al baño y por ende pueden tener uno que otro accidente al llevarlo a cabo

Es por esto que les recomendamos a los padres, madres, representantes o algún otro responsable, que ayuden al niño a poder superar esta etapa, y que se sientan en confianza a la hora de que cometan algún accidente y poder aprender de ello. Así que deberán ser pacientes y ser capaces de alentarlo a hacerlo.

En este artículo te daremos uno que otro consejo para que sepas cómo y cuándo ayudar a tu hijo a controlar sus esfínteres. ¿Qué debes hacer? ¿Qué no debes hace? Entre otras cosas que te pueden interesar.

¿Cuándo es el momento indicado para comenzar a controlar los esfinteres?

Realmente no se tiene claro cuál sería la edad correcta en la que un niño deba comenzar a controlar su esfínter. Clínicamente hablando esto también depende en que parte del mundo te encuentres, ya que como todo, las costumbres y experiencias son diferentes en cada país.

Pero, nosotros te recomendamos que comiences a preocuparte por ello desde la percepción del niño, es decir que, cuando el niño esté lo suficientemente preparado para aprender a dejarlo, claro que con tu ayuda.

Señales que te indicarán cuando tu pequeño estará preparado para el control de esfinteres:

Como indicamos anteriormente, el niño se encargará de indicar cuando es el momento de dejar los pañales. Así que es necesario que pongas atención en cuanto veas la primera señal de posible control de esfínteres.

  • Si puede llegar a mantenerse seco por una cierta cantidad de horas es una buena señal.
  • Que indiqué a la madre o algún otro familiar que desea ir al baño. Utilizando gestos y movimientos para acompañar.
  • Que vaya por si solo a la bacinilla.
  • Que pueda pedir el uso de la bacinilla.

Consejos para tener un control de esfinteres exitoso

Tiempo

Vaya preparándose para que disponga de tiempo necesario para poder ayudar a su hijo con el control de esfinteres. Elija el tiempo justo y que no hayan cambios bruscos, por ejemplo, cuando sea solo su hijo y usted, que no haya otro niño, ya que no podrá concentrarse en él nada más.

Eduque a su hijo

Es recomendable que aliente a su hijo a probar cosas nuevas, acepta retos y que no se rinda, y la hora del baño es el momento justo. Si usted alienta a su hijo, él se sentirá en confianza para afrontar este reto, ya que cuenta con su ayuda.

Bacinilla

Asegure la bacinilla en un sitio donde el pequeño tenga acceso y no le resulte incómodo el subirse en ella. Como también que cuente con un buen apoyo en sus pies.

Demuestre siendo usted el ejemplo

Los niños aprenden por el ejemplo, eso todos los sabemos, así que, ¿por qué no lo hacemos aquí? Muéstrele al niño cómo se hace y permita que le siga al baño, que vea que usted también necesita el uso del baño, así que no lo verá como algo difícil.