Es importante acudir a un establecimiento de salud para la atención prenatal cuando tu sospeches que estas embarazada o tengas un retraso menstrual de una semana. Confirma que eres madre al cumplir con un plan de seguimiento mensual durante los 7 primeros meses esto te ayudara a detectar oportunamente cualquier complicación que ponga en riesgo la vida de tu bebé o la tuya.

Durante el embarazo tu bebé consume tus reservas de hierro, por esta razón es necesario que tu consumas suficientes dosis de ácido ferroso para evitar anemia y malas formaciones fetales, y junto a esto se debe complementar una excelente alimentación balanceada específica a una mujer embarazada, ya que es indispensable estar saludable para poder tener una buena lactancia materna. Otros minerales y vitaminas suelen fluir por la perfusión sanguínea, es por ello que es importante mantener posturas en el embarazo que no me obstruya el buen paso de sangre hacia el bebé.

¿El cruzar las piernas o levantar los brazos pueden estrangular al bebé con el cordón umbilical?

Imagen cortesía de pixabay.es

Los calambres durante el embarazo suelen ser contracciones involuntarias musculares que sufre la mujer durante cierto momento inesperado del día o de la noche, y los cuales son muy dolorosos y se reflejan con mayor frecuencia en las piernas. El calambre en las mujeres embarazadas tiene la particularidad de presentarse cuando ellas están en pleno reposo o descanso. Y esto les sucede en especial a las mujeres embarazadas por la presión que ejerce el útero sobre los vasos sanguíneos, que producen el retorno de la sangre sobre las piernas y el corazón de las embarazadas.

Todo esto depende del grado de gestación por cual este pasando la futura madre, generalmente los calambres aparecen a nivel de las piernas entre el segundo y tercer mes, pero la curva de proyección se inclina más hacia el tercer mes.

Consejos o advertencias del cruzar las piernas en el embarazo

Imagen cortesía de pixabay.es

Mitos y realidades

  • En el embarazo no se debe de cruzar las piernas ya que al hacerlo se presiona las piernas del bebé y al momento del nacimiento las tendrá torcidas. Esto es un mito que no es cierto, porque recordemos que los bebés se encuentran flotando en un medio completamente líquido a excepción de la última fase del embarazo, dentro del vientre materno los bebés suelen tener mucho espacio, es por ello que es muy difícil de “apretarlos”.
  • En el embarazo no se pueden cruzar las piernas ni levantar los brazos porque si no tu hijo nacerá orejón. Puede sonar falso pero en realidad es un hecho real, el cruzar las piernas o levantar mucho los brazos pueden causar de que tu bebé nazca siendo orejón, este hecho puede explicarse por la presión continua ejercida por las paredes abdominales a feto. A ciencia cierta no hay explicación específica de este hecho.
  • En el embarazo no se pueden cruzar las piernas ni levantar los brazos porque dificultas la circulación sanguínea. Primeramente, el levantar o cruzar los brazos no ejerce ningún tipo de anomalía en la circulación sanguínea, así que esta hipótesis es falsa. El cruzar las piernas dificulta la circulación sanguínea en el bebé y provocar la estrangulación, es cierto, este hecho afecta de manera significativa al bebé.

En la actualidad no se sabe en qué trimestre del embarazo no se debería hacer esto, pero la realidad es que si afecta al bebé. La madre al cruzar las piernas o se sienta en posición de indio, los vasos sanguíneos se ven presionados y no se tiene una buena circulación. El útero al ir aumentando de tamaño y el mismo se va apoyando más y más de la ingle, esta es una zona muy vascularizada las cuales desembocan en las arterias y venas de la pierna de la madre.