Una vez tu bebé cumpla los seis meses de edad ya podrá iniciar su alimentación con alimentos semisólidos, entre estos las frutas ocupan un lugar fundamental en la dieta de tu bebé, tu pediatra al iniciar la ablactación del niño te dará una serie de recomendaciones que puedes implementar a la hora de iniciar a darle papillas de frutas.


¿Como darle papillas de frutas a mi bebé?

Lo recomendable es iniciar con una sola fruta y seguir durante una semana, luego se procederá a probar con otra fruta, hasta que puedas mesclar dos frutas en una misma papilla no sin antes presentárselas por separado al niño para saber si es alérgico y para que se adapte al sabor.

Como preparar papilla de frutas para bebés

  1. Seleccionar frutas frescas como manzanas o peras para comenzar, a medida que el niño pruebe nuevas frutas se pueden mezclar ya sea media manzana con media pera.
  2. Retirar la cascara, semillas y lavar adecuadamente al fruta.
  3. Agregar agua mineral en un cazo, hervir la fruta durante 10 minutos.
  4. Se procede a triturar la fruta, puedes añadir leche ya sea materna o de fórmula, la que tome tu bebé, esto le dará un sabor familiar y le permitirá adaptarse al sabor de la fruta.
  5. Una vez la mescla este bien triturada sin grumos puedes proceder a darle papilla de frutas a tu bebé una vez este fría.


¿Qué hacer si mi bebé no come papillas de fruta?

Puede llegar a ser un problema, para este tipo de ocasiones lo recomendable es agregar más leche a la papilla, luego ir disminuyendo la cantidad de la misma hasta que la papilla sea solo fruta, otra opción es mezclar la fruta con un cacito de cereales para ir variando la presentación de la fruta.
Si tu bebé no acepta las frutas puedes recurrir a los vegetales para aportarle todas las vitaminas y nutrientes necesarios para su desarrollo, tanto mezclando vegetales y frutas como darle solo vegetales a tu bebé, en caso de que no acepte ninguna de las dos opciones puedes recurrir a tu pediatra quien te recomendara suplementos alimenticios que contengan estos nutrientes.


¿Puedo darle tarritos a mi bebé?

La fruta fresca siempre será al ideal para tu bebé pero no hay problema en darle tarritos a tu bebé, pudiendo alternar entre el tarrito y la fruta, los niños reciben muy bien los tarritos pudiéndoselos dar a diario sin problemas.

Si quieres evitar que por ingerir tarritos deje de lado la papilla de fruta fresca lo recomendable es que dispongas del tarrito en el mismo plato donde sirves la papilla para que se familiarice con el recipiente.

Si preparas papilla de más siempre puedes refrigerarla agregando algunas gotas de limón para ayudar a que no se oxide, si vas usarla antes de 48 horas la nevera es un lugar ideal para guardarla, en cambio sí planeas guardarla por más tiempo debes congelarla, cuando alimentes a tu bebé con papilla congelada debes descongelarla ya sea con baño de maría o en el microondas.

¿Puedo darle zumo de frutas a mi bebé?

Efectivamente, puedes darle zumo de frutas a tu bebé cuando inicies con las papillas, algunos expertos abogan por darle frutas a tu bebé con cucharaditas zumo de naranja o mandarina, el zumo debe estar recién exprimido y la fruta debe ser dulce, se le dará dos cucharaditas al día hasta ir incrementando la cantidad hasta llegar a 50 ml.

¿Qué frutas puedo darle a mi bebé?

Lo recomendable es iniciar con una sola fruta durante una semana para acostumbrar al niño al sabor, y cerciorarse de que dicha fruta no le ha hecho algún daño, luego a medida que el niño adhiera nuevas frutas a su dieta podrás mesclaras.

Generalmente se empieza por las frutas de sabor suave y agradable como las peras y manzanas, luego pasar a la banana y naranjas, una vez el niño cumple los 7 meses la sandía, uvas y cerezas son una muy buena opción.

Al cumplir los 18 meses puedes añadir las llamadas frutas silvestres y las frutas tropicales.