Es muy recomendable para las mujeres que están en camino de ser madre el que comiencen a llevar una dieta, balanceada para que el desarrollo del embrión sea el más optimo, en su estadía en el vientre de mamá. Se que muchas mamis han recibido comentarios como: Debes cuidar lo que comes de ahora en adelante; Y esto es así, en parte porque, si, es necesario llevar una dieta que cuide tanto tu salud como la del bebe.

La dieta para embarazadas es algo que siempre se debe de tener en cuenta, no es solo cuando estas en la espera de una vida, porque tener un cuerpo saludable es la base de todo en cualquier proceso biológico en la vida de un hombre y mujer, pero en esta guía nos vamos a enfocar en las futuras madres.

Porque hay que hacer dieta para embarazadas

Existen estas mujeres que ya es costumbre y habito el cuidar todo lo que respecta a su alimentación, de forma frecuente, son mujeres que necesitan controlar todo lo que respecta a sus hábitos alimenticios, todo esto con el fin de no aumentar kilos que afecten su estado físico, ese en el cual se siente más cómodas.

¿Pero la pregunta real en este caso es, si hay que hacer dieta para embarazadas? Y la respuesta es que no hay que hacer dieta, si nos estamos refiriendo al control obsesivo de calorías para evitar el aumento de peso, o saltarnos comidas, pues no, ya que no es la idea el pasar ni poco ni mucha hambre.

La idea de este caso no es el comer ni mucho ni menos, sino lo indicado, sacando ese consejo que se dicta de ¨ahora hay que comer para dos¨, eso ya no vale. La alimentación que se recomienda a las mamás es una en la que, se coma la cantidad que su cuerpo pida, sin excesos y sin restricciones que lleven a tener mucha hambre, y así no sienta la presión de que el bebé debe de estar bien alimentado.

¡Ojo!, que tampoco la idea es el aumento que sobre pase el indicado para la mamá y el bebé, ya que el riesgo de obtener diabetes gestacional es latente, si no guardamos cuidado del consumo de azucares, así como el riesgo a la obesidad, y ya no solo obesidad de la madre, sino que él bebe también se vea afectado de muy temprana edad por la obesidad y así como esta el ganar peso también está el perderlo lo cual también afecta de forma negativa tanto a la madre como al embrión.

Existen caso en los que la madre se encuentra muy mal, motivado a los síntomas del mismo embarazo y le resulta muy difícil el comer lo cual lleva a la madre a pasar momentos de mucha hambre, esto lleva a que la madre en el momento en el que se encuentre estable coma mucho sin ver lo que está comiendo. ¿Qué puedes hacer en esos momentos? Pues tener alimentos o meriendas sanas, lo más sanas posibles.

Es importantísimo el llevas una alimentación y dieta equilibrada, en la que el peso de ambos sea el más correcto, a que dejar que la ansiedad de comer lo que sea te gane y comas sin medidas, afectando de esta manera tanto tu salud personal como la del bebé.

Peso necesario en el embarazo (como orientación) recomendable:

  • Mujeres con un peso IMC bajo entre 19.8 deben de aumentar entre los 12.5 y los 18Kg.
  • Pesos normales de IMC entre 19.8 y 26, necesitan aumentar 11.5 y 16Kg
  • Mujeres con un IMC alto de 26 y 29 necesitan de b7 a 11.5Kg
  • Con un IMC aún más alto 29 (consideradas obesas) un mínimo de aumento de 6.8Kg

Con esto queremos dar un conocimiento de lo importante que llevar un cuidado de la alimentación que la madre lleva durante este proceso, en el cual lleva una vida dentro de ella, y que el equilibrio en su alimentación es importante para el mejor desarrollo del embrión en el útero materno.