A la hora de una pareja buscar un bebe, es el momento más emocionante de todos, muchas quedan embarazadas por primera vez, mientras que existen otras que tardan unos meses más o años, para ese proceso. Pero es importante que si una pareja quiere planificar un embarazo es importante que conozca como es el periodo de fertilidad, es por ello que en este artículo se explicara cómo identificar esos días fértiles.

Muchas mujeres no conocen o tienen poco conocimiento de cuál es su ciclo menstrual, algo importante a la hora de planificar un embarazo. Es de gran interés que se debe mantener relaciones sexuales cuando la mujer está en su periodo de fertilidad, en algunos casos esto no suele ser así.

Periodo menstrual

Imagen cortesía de pixabay.es

Este suele variar de una mujer a otra, en algunos meses puede venirle fijo, mientras que en otros le puede venir de manera irregular. El periodo menstrual consiste en una duración de 28 días, esto se cuenta en el primer día de la menstruación, este puede durar entre 21 a 35 días aproximadamente. Comprende dos fases: la primera es la folicular y la segunda la lútea. En el caso de la primera se suele presentar entre el primer día y la mitad del periodo, cuando día número 14, es el momento de la ovulación. Entre los días 1 y el 6 se presenta la menstruación.

 Cuando la mujer está en el primer día de la menstruación hasta la mitad del periodo, hay aumento de las hormonas, en especial los estrógenos. El nuevo ovulo empieza su proceso de maduración y luego de unos días es expulsado del ovario, en esos días el ovulo empieza a descender por todo el recorrido de las trompas de Eustaquio hasta el útero para producirse la ovulación.

Entre los días sexto y séptimo son los fértiles de la mujer. Cuando está en el día 14 del periodo, más los tres días anteriores y posteriormente los tres días, si se mantiene relaciones sexuales en estos días y un espermatozoide logra fecundar el ovulo y se adhiere a las paredes del útero, desde ese momento comienza el embarazo. Cuando del día 14, empieza la fase lútea, que comprende los días 15 y 28.

En los primeros tres días, la mujer puede estar ovulando, esto quiere decir que puede quedar embarazada. Se produce aumento de la hormona progesterona, esto provoca nerviosismo hasta que llegue nuevamente el periodo menstrual, en caso de que ya haya quedado embarazada, esto no se produce.

La vida de los espermatozoides

Los espermatozoides pueden estar vivos dentro del organismo de la mujer unas 48 horas hasta las 72 horas. Es por ello que, si una mujer mantiene relaciones sexuales entre los primeros tres días antes de la ovulación, cuando desciende el ovulo, este podría ser fecundado por uno de los espermatozoides que ha sobrevivido en las primeras 72 horas.

Algunas mujeres suelen tener ciclos menstruales descontrolados. Hay muchas que suelen ser largos, donde la ovulación se presenta luego del día 14. En el caso de los ciclos más cortos, la ovulación se adelanta. Hay otras mujeres donde presentan ciclos menstruales irregulares, esto suele ocurrir cuando presentan el síndrome de ovarios poliquisticos, esto suele afectar a muchas mujeres. Es por ello que toda mujer debe llevar un control de su ciclo menstrual, para su ayuda. Independientemente si es regular o no, esto le trae muchos beneficios a la mujer.

Identificación de los signos de ovulación

Imagen cortesía de pixabay.es

En el proceso de ovulación, la mujer presenta algunos cambios a nivel hormonal que conducen a alteraciones del organismo. En estos casos la mujer no le presta atención a los signos, pero es primordial reconocerlos para lograr una fertilidad y por tanto el embarazo. Durante el ciclo menstrual, se suelen producir algunos cambios en el flujo vaginal, en ese momento la mujer debe observar con detalles el moco cervical para poder identificar si está en el proceso de ovulación.

El moco cervical suele aumentar y la consistencia se torna pegajosa y elástica, esto con la finalidad de ayudar a los espermatozoides a que lleguen al ovulo. La mujer debe introducir su dedo en su vagina y por el papel higiénico tomar una muestra para observar el aspecto. Cuando ya la ovulación está en su etapa final, el moco va perdiendo elasticidad y su consistencia se vuelve más pegajosa.

La temperatura basal no es más que aquella cuando la mujer se despierta sin que esta se mueva de la cama, esta tiene mucha relación con el periodo menstrual, es por ello que mediante esta temperatura se puede conocer cuando comienza la ovulación. Esta suele permanecer baja hasta el momento de la ovulación, se presenta por efecto de la hormona progesterona. El aumento se mantiene hasta que finaliza el ciclo y da comienzo al otro ciclo. Es por ello la importancia de que la mujer sepa cuáles son sus días fértiles para tener un control y un embarazo satisfactorio y planeado.