Educacion Fabulas

Fabulas

Las ranas pidiendo rey

En el hábitat de las ranas existía un completo desastre. Cada quien hacía lo que le daba la gana y esto enfado a la mayoría de los habitantes del estanque. Por ello, mandaron un...
vaca

La zorra y las uvas

Era una mañana como la de cualquier otro día y una zorra reposaba plácidamente en el suelo. Encima de ella, se observaban unos hermosos viñedos. Las uvas de allí se veían apetitosas y maduras,...

La liebre miedosa

Érase una vez una liebre miedosa que vivía continuamente en un estado de alerta y temor. En cuanto escuchaba un ruido, se iba corriendo a su madriguera. Su vida era en realidad un sin...

La zorra del rabo cortado

Una vez, una preciosa zorra iba caminando por el bosque y se quedo atrapada por la cola en uno de los cepos que los cazadores habían dejado por el bosque. Por suerte, pudo escaparse...

El pavo real y la grulla

Un pavo real y una grulla eran muy buenos amigos, hasta el punto de que muchas veces cenaban juntos. Durante una de esas cenas surgió la discusión de cuál de los dos era el...

El zorro y las gallinas

En una granja convivían unas gallinas a las que había atemorizado un zorro. Les obligaba a darles los huevos que estaban empollando o si no las iba a devorar a todas ellas y ya...

El granjero y el tejón

Érase una vez, un granjero muy anciano, que vivía muy lejos de todo, siendo el tejón su único vecino, pero no amigo, ya que este, se encargaba de comerse y destruir las verduras que,...

El tigre negro y el venado blanco

Hace miles de años en los alrededores de la conocida de la selva del Amazonas vivían un maravilloso tigre negro y un elegante venado blanco. Ninguno de estos animales contaba con un hogar así...

Lobo con piel de cordero

Hace mucho tiempo en alguna provincia, cuyo nombre no puedo recordar, habitaba un astuto y hambriento lobo con unas ansias enormes de comerse una oveja de un rebaño que quedaba en las cercanías de...

La rana gritona y el león

Como era de costumbre, el león se la pasaba merodeando por los alrededores. De repente, se le secó la garganta y se fue al lago para poder quitarse la sed que tenía. Al estar...