El estrés se ha considerado como uno de los problemas más comunes en la sociedad actual, donde ha causado muchos problemas de salud y hasta la muerte. El estrés no permite a la persona funcionar, y es muy importante saber manejarlo, ya que, si no lo logramos, nos vamos a sentir muy enfermos, enojados y un poco tristes.

Pone en peligro la felicidad de muchas personas, porque el mismo, causa la imposibilidad de afrontar ciertas situaciones, generando descontrol. y muchas de las situaciones que nos causan estrés, se presentan en el medio ambiente, en nuestro sistema corporal y en la acciones que realizamos día a día. En la sociedad actual, el estrés se ha convertido en un síntoma que ha afectado mucho a las personas.

La respuesta al estrés tiene sus orígenes en los antepasados, el hombre en esos tiempos se sentía en peligro y amenazado por los depredadores. De esta manera, desarrollaban respuestas de lucha o huidas, esto quiere decir que, el cuerpo se mantenía en constante alerta para hacerle frente a su estresor.

El estrés como un depredador

En el mundo actual, los depredadores se encuentran en los alrededores de nuestro trabajo, en el colegio o en la familia. Por problemas con nuestra pareja e incluso con nuestras amistades, ante estas situaciones, nuestro cuerpo se mantiene todo tiempo respondiendo al estrés, esto provoca alteraciones físicas y emocionales en nuestra mente.

El estrés más común y peligroso para todas las personas, es el macroestresores. Este tipo de estrés, se incluye situaciones que en algún momento de la vida te pueden cambiar. Y con el tiempo, se puede transformar en tipo crónico ya que los niveles de estrés se mantienen por mucho tiempo.

Cuando las personas se mantienen en un ambiente de estrés, esto ocasionara grandes problemas físicos y emocionales, que producirán dolores de cabeza, problemas a nivel gastrointestinal, en el aparato respiratorio, producirá tristeza, ira, desesperación, es por ello que el estrés es un enemigo muy peligroso en la actualidad.

Saber manejar el estrés

Es posible vivir con estrés, pero hay que saber manejarlo. Para esto, lo mejor que puedes hacer es, aplicar una serie de técnicas y cambios en la manera que vives la vida. Ejemplo de esto, hacer ejercicios, meditar, administrar mejor el tiempo, moderar los hábitos en la alimentación, y además, mejorar en la forma de pensar.

Enfermarse por este enemigo es muy peligroso, pero esto dependerá de la persona, y de como la persona va a tomar la situación por la que esté pasando. Todo esto estará condicionado por las experiencias y por todo lo que ha aprendido en toda su vida. Aprender a manejar el estrés, va a depender mucho de su entorno y sus relaciones interpersonales.

Existen situaciones de estrés que no son irremediables, como la muerte de un ser querido. Es muy importante que, la persona aprenda a diferenciar que es una respuesta al estrés ocasionado por enfermedad o alguna situación. Una situación de estrés, tendrá una respuesta de estrés natural y no es necesario que sea de tipo nociva. Cuando una persona se enferma por estrés, se convierte en una situación muy compleja y muchas veces dependerá de los factores biológicos, genéticos, de tipo psicológico, por las experiencias de la vida, a nivel social y según su cultura.