Con la inmensa variedad de productos que hay actualmente en el mercado para niños, es realmente complejo saber cuáles de ellos son los que aportan una utilidad real y un aprendizaje significativo a nuestros hijos. En este artículo vamos a intentar aportar un poco de luz sobre este tema, viendo las tipologías más extendidas de juguetes y juegos que hay en las grandes superficies y en los ecommerce y valorando cuales son las alternativas más interesantes para regalar a nuestros hijos ya sea por navidades, cumpleaños, etc.

En primer lugar, hemos de tener presente que los juguetes variarán mucho según los modelos que elijamos, no obstante su trasfondo suele ser siempre muy similar, encontrando de este modo agrupaciones como:

  • Juguetes de acción, juguetes digitales, juguetes educativos, de razonamiento, juego simbólico, experimentación, entre otros

Los juguetes y juegos digitales y sus beneficios

De estos hay un grupo que está cogiendo una gran relevancia en los últimos años, nos referimos como ya imaginaréis, a los juegos y juguetes digitales. En este grupo o categoría se encuentran todo lo relacionado con videojuegos, consolas, tablets  y sus apps. Esta tipología puede llegar a ser muy interesante si se eligen los productos correcto y ello implica tanto seleccionar correctamente a qué edad regalarlo como el que regalar. Apps y videojuegos con los que trabajar la curiosidad, memoria, juego en equipo, reflejos, etc., pueden ser interesantes para niños en edad de desarrollo cognitivo, no obstante aquellos basados en violencia, velocidad (conducción), racismo, … serán productos  a obviar. Al margen de ello, cualquiera de estos juegos pueden condicionar la sociabilización del niño/a que puede verse inmerso en una diversión donde se pierden horas de jugar con amigos, al aire libre, estudiar o hablar con la familia.

Por otro lado, encontramos una serie de juegos y juguetes que son muy interesantes prácticamente para cualquier edad, nos referimos a los que tienen como objetivo motivar al niño y trabajar su capacidad cognitiva. Marcas como Lego o empresas como Eurekakids son habituales de este tipo de productos donde el niño ha de descubrir el funcionamiento del juego o juguete durante un proceso de aprendizaje donde ya sea solo o con la colaboración de otros, acabará por obtener una serie de conocimientos ya sea sobre materias concretas, matemáticas, geometría, ciencias o lenguas.

Juguetes divertidos y educativos

Al margen de los juegos basados puramente en el aprendizaje y que en muchas ocasiones pueden no ser excesivamente demandados por los niños, existen otros híbridos entre los puramente ociosos y los puramente educativos, y que pueden ser la alternativa perfecta para acompañar a los anteriores y combinar así regalos solicitados con otros menos esperados. Juegos como Monopoly o el Parchís son juegos de toda la vida donde se utiliza mucho el cálculo, en el primero en mayor nivel (junto a la estrategia, la visión a medio plazo, el cálculo de riesgo, etc.) y en el segundo a menor escala pero con mayor dosis de diversión al ser conocido por todos.

Sea cual sea nuestra elección a la hora de elegir un juego o juguete, hemos de tener claro que no sólo se trata de que nuestro hijo o hija se divierta, sino que hemos de aportarle herramientas para que aprendan y se desarrollen mediante productos que van a utilizar durante horas y por su propia voluntad, contexto perfecto para obtener de una manera mucho más rápida y sin ningún tipo de obstáculo, aprendizajes.