Todos sabemos que, el embarazo es la etapa más bonita que puede experimentar la mujer. El concebir una nueva vida, es fácil de describir; la unión de un espermatozoide y un ovulo, crean un embrión, a su vez este se aloja en el útero y luego de una espera de nueve meses, tenemos a un perfecto bebe en nuestros brazos.

 

Sin embargo, muchas de las concepciones sin que nos demos cuenta fracasan, y en algunos casos, cuando aún no sabemos que estamos embarazadas. Estas situaciones pueden ocurrirle a cualquiera, si te sucede a ti, debes tener en cuenta que no eres la única a la que le ha sucedido, ni serás la última.

 

Sabemos que, perder un bebé no es algo fácil de afrontar pero, debemos saber que nuestro cuerpo a veces no está preparado para esta nueva etapa por lo que, un aborto espontaneo es muy frecuente. En especial, cuando el embrión no se desarrolla, así el espermatozoide haya fecundado el ovulo, a esto se le conoce como embarazo anembrionario.

Como determinar un embarazo anembrionario

Así como en cualquier otro embarazo, los síntomas empiezan por la amenorrea, los tests de embarazo dan positivo, náuseas y vómitos, las sensibilidades en el vientre y los pechos; justo como cualquier otro embarazo, no es sino hasta que se realiza una ecografía, que se detecta que el embrión no se desarrolló.

 

Después de esto, es posible que tengas un aborto espontáneo, es decir, que  tu cuerpo expulse naturalmente el saco embrionario que se encuentra vacío, o en algunos casos, se requiera intervención médica para lograrlo.

 

Normalmente a partir de la 7ma semana de gestación, se puede ver al embrión a través de una ecografía intravaginal. No es sino hasta, la semana 10-12 que van disminuyendo los malestares del primer trimestre. Así como también, se puede presentar cierto nivel de sangradoy dolores fuertes, los cuales son síntomas del aborto espontaneo.

Superar un embarazo anembrionario

El trauma psicológico que presentan las mujeres después de las perdidas, son fuertes y traumáticas, sobre  todo cuando se trata del primer embarazo. Aparecen las dudas acerca de la fertilidad, si se puede concebir o no a un hijo, momentos depresivos por la perdida, que para muchas es algo muy difícil de superar.

 

En cualquier caso, hay que saber, que un embarazo anembrionario es muy frecuente, que puede suceder incluso cuando menos lo esperes, así que quizás hayas vivido esa experiencia anteriormente sin saberlo. Simplemente se trata, de una concepción que no se puede llevar a cabo debido a que el procedimiento falla, las células se dividen para formar al embrión y luego de ello, el desarrollo se detiene y comienza el sangrado.

Un embarazo anembrionario no es infertilidad

A través de la historia, hemos podido concluir que, la creación y evolución humana no es perfecta. Los embarazos anembrionarios son extremadamente frecuentes, pero esto no quiere decir que, tengas algún problema grave para concebir o que seas incapaz de engendrar algún bebe. Es decir, estos se dan cuando el proceso de gestación se detiene desde muy temprano por alguna falla celular.

 

Luego de que pasen algunos meses, cuando tu cuerpo y mente se recuperen de esta experiencia, puedes volver a intentar concebir nuevamente sin problema alguno. Sin embargo, debes tener en cuenta que si presentas reiteradamente estos abortos espontáneos por embarazos anembronarios, puede que si tengas algún problema con la concepción.

 

Por lo tanto, debes ponerte en constante evaluación médica para que te evalúen, y así, determinar el tipo de problema que puedas tener para la concepción y buscar la solución a ello. Con la evaluación de un especialista y tu atención en el caso, puedes lograr concebir y cumplir el deseo de ser madre.