La infancia es uno de los momentos más importantes en nuestras vidas y para algunos, supone la etapa más feliz de sus vidas. Mientras mayor sea la cantidad de estímulos que recibas desde el momento que el bebé está en la barriga de su madre, su desarrollo será mayor en cuanto a lo emocional y en el ámbito cognitivo, ¿Sabías que tu bebé puede recibir estímulos incluso aún antes de que nazca?

El bebé puede recibir los estímulos mediante ejercicios de estimulación musical cuando aún es un feto será beneficioso para su posterior desarrollo, la música ayudará a favorecer por completo el proceso de desarrollo. Esto se puede hacer mediante música escogida por la figura paterna a la hora de ejecutar la estimulación musical, para que ambos sean partícipes del proceso.

¿Cuáles son los beneficios?

Cuando la madre o el padre empiezan a cantar canciones de cuna, melodías o colocan en algún momento del día música, están transmitiendo sentimientos diversos como lo son el respeto, la tranquilidad, amor, cuidado y hacen que el bebé se sienta más seguro.

Se puede decir que se establece un momento de comunicación ‘’íntima’’ y este va a quedar fijo en la memoria del niño incluso desde antes de nacer. Hacerlo desde el momento en el cual el feto está dentro del vientre materno, preparará al bebé para el futuro, estos son algunos de los beneficios:

  • El contacto que establecen con sus progenitores, va a aumentar la actividad inmunitaria debido a la estimulación auditiva.
  • En algunos casos, los bebés nacen con las manos abiertas, lloran mucho menos que de costumbre y también nacen con los ojos abiertos.
  • Son capaces de tener una mejor concentración en las actividades que hacen, estimula el aprendizaje de manera más rápida, duermen y se alimentan de mejor manera que aquellos bebés a los cuales no se les implementa la práctica auditiva.

¿Qué tipo de música puedo colocarle a mi bebé?

Se recomienda hacer este tipo de práctica a partir del quinto mes de embarazo, ya que es a partir de este punto que se encuentran preparados para escuchar todo tipo de música.

Seguro que alguna vez en la vida escuchaste hablar del famoso ‘’Efecto Mozart’’, este demuestra que escuchar a Mozart aumenta las defensas que tiene el bebé y fortalece la capacidad neurológica. Aunque esto no quiere decir que es el único tipo de música que debes ponerle a tu bebé, existen otras que son también igual de beneficiosas para distintas causas, como lo son:

  • Música que fortalece las defensas y mejora la capacidad neuronal del bebé: Entre estas sí que destacan las piezas de Mozart, o cualquier tipo de música clásica como las cuatro estaciones de Vivaldi o el Carnaval de Animales De Saents Saents.
  • Si buscas relajar al bebé, puedes colocarle Para Elisa, Baladas, o músicas que tengan un compás y ritmo más lento, con melodías un poco más suaves.
  • No debes limitarte y siempre puedes escoger alguna que estés escuchando en la radio, improvisar algún tipo de baile dejándote llevar por la alegría y el movimiento, algunos ejemplos de estas pueden ser Madonna, Abba o incluso Queen.