Cuando nos encontramos en las últimas etapas de un embarazo (aproximadamente la semana número 36) el ginecólogo tiene el deber de realizar un análisis a la persona embarazada para determinar si la misma se encuentra infectada por el estreptococo de grupo B. A esta prueba suele conocérsele como “la prueba de estreptococo”.

 

El estreptococo B es una bacteria que puede encontrarse alojada en las vaginas de las mujeres saludables, las cuales no llegan a ser afectadas negativamente por la presencia de la bacteria. Sin embargo, esta bacteria si es capaz de hacerle un gran daño al bebé mientras se encuentra desplazándose por el canal de parto, donde este puede infectarse debido a la presencia de la bacteria, llegando a complicarse.

 

¿Quién puede ser infectado por el estreptococo?

Imagen cortesía de pixabay.es

Esta bacteria se encuentra en el cuerpo de los seres humanos, ubicándose en el aparato reproductor, aparato urinario y aparato digestivo de mujeres y hombres, pudiendo ser encontrada en el recto y la vagina de la mujer. La mayor parte de la población femenina posee la bacteria del estreptococo alojada en su interior, sin embargo, esta no causa daños notables a la salud de la persona, aunque es posible que se pueda desarrollar una infección de útero o una infección en las vías urinarias.

 

Se ha estimado que entre el 10% y el 30% de la población femenina embarazada posee dentro de su cuerpo la bacteria del estreptococo de grupo B. Por ello, existe el riesgo de que la etapa final del embarazo pueda complicarse debido a la infección que puede sufrir el bebé a causa de esta bacteria. De esta manera, se ha llegado a un acuerdo entre especialistas para brindar ciertas recomendaciones a la hora de evitar una infección del bebé por parte de esta bacteria.

 

  • Es necesario que se haga tanto un cultivo anal como vaginal en las últimas semanas del embarazo. Los cultivos que posean más de 5 semanas de antigüedad no son válidos y en caso de que el parto se demore es necesario llevar a cabo el procedimiento nuevamente.
  • Si la mujer embarazada se encuentra infectada por la bacteria o si algún hijo suyo resultó infectado en el pasado, es necesario llevar a cabo de forma inmediata medidas de profilaxis.
  • Si el análisis de orina o el cultivo realizado durante la gestación muestran resultados positivos y la madre tuvo hijos infectados con la bacteria, es necesario llevar a cabo las medidas de profilaxis antibiótica intraparto, de manera que se evite la infección del bebé.

 

Como llevar a cabo un test de estreptococos.

Imagen cortesía de pixabay.es

Las pruebas para detectar estreptococos se realizan de la misma manera que una citología vaginal, donde las muestras recogidas de la vagina y el recto son analizadas a través de un frotis.

 

Las muestras recolectadas de estas dos zonas son almacenas y deberán enviarse a un laboratorio, el cual se encargará de realizar los cultivos para poder detectar si la bacteria se encuentra presente en las muestras. Este es un procedimiento que no le ocasiona ningún dolor a la persona. Los resultados de los cultivos podrán ser obtenidos a partir de los 2 días.

 

Si en los resultados se encuentra la presencia de la bacteria, significa que la mujer se encuentra infectada por la bacteria del estreptococo. Las mujeres infectadas deberán de recibir un tratamiento a base de antibióticos suministrados por vía intravenosa durante el momento del parto.

 

Estos antibióticos solo deben de ser suministrados durante el momento del parto ya que si se realiza el tratamiento en fechas anteriores existe un riesgo muy alto de que la bacteria pueda reproducirse y presentarse de nuevo en el momento de nacimiento.