Una de las cosas que más angustian a los padres es que sus hijos no estén siendo del todo sinceros con ellos. No olvidemos que muchas veces los niños ocultan algunas cosas a sus padres por miedo a ser reprendidos o a cualquier otra consecuencia que la verdad conlleve. La confianza entre padre se hijos es fundamental para que el niño sea siempre honesto con sus padres y se atreva a contarles si algo malo le está ocurriendo y necesita de su ayuda para resolverlo.

Si deseas que tu hijo siempre sea honesto contigo, debes tomar en cuenta que la honestidad y la confianza son valores que se aprenden desde elhogar. Es decir, eres tú quien debe fomentar estas actitudes en el pequeño y hacerle sentir que lo vas a apoyar pase lo que pase. De lo contrario, el niño puede comenzar a guardar secretos y comenzar con una gigantesca bola de nieve que puede traer catastróficas consecuencias en un futuro. Por lo mismo, te traemos las mejores claves para lograr que tu hijo diga siempre la verdad.

Analizar bien cada palabra del niño

Imagen cortesía de pixabay.es

Recuerda que nadie conoce mejor a tu hijo que tú mismo. Si hay algo que te está ocultado, lo vas a saber inmediatamente. Si tienes dudas, analiza muy bien todas y cada una de las palabras del infante. Es allí donde te vas a dar cuenta que si el niño te está diciendo la verdad o te está mintiendo. Cuando los niños son muy pequeños tienden a inventar cosas producto de su imaginación y no lo hacen con mala intención, pero no siempre es así. Algunos son expertos en el engaño y la manipulación a pesar de sus tiernas edades.

Hacerle un reconocimiento al niño cuando diga la verdad

Cuando tu hijo acostumbre a decirte la verdad, recálcale que eso es lo que debe hacer en todo momento y felicítalo. Al ver tu reacción tan positiva, se va a animar a ser honesto contigo por muy grave que sea lo que tiene que decirte. Esta es una excelente forma de fomentar la confianza entre padres e hijos.

 

Qué hacer si el niño mintió

Si descubriste que tu hijo te dijo alguna mentira, debes buscar las causas que lo llevaron a eso. Es posible que no hayas fomentado esa confianza que necesita para contarte la verdad y sienta miedo de la reacción que vayas a tener. Si el niño sabe que tienes un carácter fuerte, puede tener miedo a que lo reprendas, por lo cual, debes darle la confianza y seguridad de que lo puede contarte que sea y que lo van a resolver juntos.

Dejarlo que sea responsable por sus actos

Imagen cortesía de pixabay.es

Debes permitir que tu hijo se haga responsable por sus propias acciones y asuma las consecuencias de las mismas. De esta forma, estas criando a un ser humano independiente y seguro de sí mismo que va a saber cómo resolver sus propios problemas en el futuro. Al hacerse responsable de sus actos, se va a dar cuenta de que las mentiras no lo van a llevar a ningún lado y no las volverá decir.