El hombre Neandertal, Homo sapiens neanderthalensis u Homo neanderthalensis es una especie antigua referentes a los Homo que se ubicó en Europa, Oriente y Asia Central hace unos 230.00 o 28.000 de años, durante la culminación del Pleistoceno.

 

Cuando se descubre a la especie, se le nombra por primera vez como Homo Neanderthalensis y se clasificó como una especie de extinción perteneciente a los Homo sapiens. Sin embargo, hay científicos que lo consideran como una subespecie del mismo Homo, por lo que se le suele denominar como Homo sapiens neanderthalensis.

Los estudios realizados han indicado una evolución al hombre moderno por medio del Hombre neandertal, así como la evolución de las variedades de especies del mismo en dos lugares: Próximo Oriente y Europa Occidental.

 

Los neandertales se caracterizaban por ser hombres robustos, con tórax y caderas anchas y sus miembros del cuerpo cortos. El cráneo estaba formado por un arco, la frente era huidiza y el no poseían mentón. La extensión del cráneo de los Hombres neandertales era un poco más grande que los Homo sapiens “Hombre que piensa, piensa”. Al mismo tiempo, estudian ha revelado que el hombre neandertal poseía lenguaje articulado.

 

Descubrimiento del Hombre Neandertal

Los primeros restos del hombre neandertal se encontraron en Bélgica en 1829, y en Gibraltar, en 1848. No obstante, no se reconocieron los hallazgos hasta la aparición del Neandertal 1 encontrado en Dusseldorf, en 1856. El descubrimiento se da tres años antes de la publicación del libro de Charles Darwin denominado El origen de las especies.

 

El descubrimiento del Neandertal 1 en 1856, estuvo en manos de Johann Karl y el proceso del descubrimiento fue dado a conocer por Hermann Schaffhausen en 1857. Por otra parte, Franz Mayer para darle una explicación lógica al descubrimiento, inventó una teoría.

 

En su teoría, Mayer describe que los restos encontrados son de un cosaco ruso que se encontraba persiguiendo a Napoleón en su recorrido por Europa. Explica que el hombre sufría de una enfermedad, que genera que sus piernas se arquearan, el dolor que sentía llevó a que sus cejas también se arquearan.

 

Perduración en el tiempo

Se conoce que los neandertales nacieron hace 230.000 años y desaparecieron hace aproximadamente 33.000 a 28.000 años, al perderse los rastros en la península ibérica. Las fuentes de su extinción aún no se saben con exactitud, pero no ocurriendo sin antes pasar al Homo Sapiens quien tuvo relaciones sexuales con los Denis óvanos, generando individuos fértiles, o así lo han demostrado algunos estudios.

 

Origen de los neandertales

Los neandertales son los primordiales sucesores de los Homo heidelbergensis, hasta el punto, en que varios han decidido llegar al acuerdo de que el Homo heidelbergensis es un neandertal primitivo.

 

El origen de los neandertales se ubica en la Glaciación de Mindel en medio de los cambios climáticos y el aumento del polar, lo que llevó a las poblaciones a refugiarse en las penínsulas para no sufrir de frio. Las migraciones que comenzaron a surgir producen el aislamiento de las poblaciones del Heidelbergensis.

 

Terminada la glaciación, los Heidelbergensis, ya tenían rasgos que eran propios de los neandertales. Para posteriormente, adquirir la totalidad de los rasgos físicos que ayudaban a diferenciarlos de los neandertales.

El descubrimiento del neandertal ha supuesto un punto importante para diferenciar los tiempos de las distintas especies. Los humanos lograron separarse de estas especies hace, aproximadamente unos 571.000, mientras que la separación entre los neandertales y los Denis óvanos no se dio hasta hace unos 381 000 años tras.

 

En la actualidad, en la península ibérica se conoce pruebas de hace, aproximadamente unos 230.000 años que indican la existencia de estos seres de la antigüedad.