La succión es un reflejo del bebe desde que está en el vientre y se puede observar a través de ultrasonido, que muestra algunos bebés chupando su dedo. Este reflejo es vital para el crecimiento y el desarrollo mental del bebé.

Información importante sobre el uso de chupetes

El niño, sobre todo en su primer año de vida, tiene una necesidad fisiológica de succión. Además de la alimentación, lo que asegura su supervivencia, la succión también promueve la liberación de endorfinas, una hormona que produce un efecto de modulación del dolor, estado de ánimo y la ansiedad, provocando una sensación de placer y bienestar para el bebé.

El uso del chupete se ha transmitido de generación en generación, lo que constituye un hábito cultural común, y su bajo precio, es muy accesible a toda la población.

A pesar de los muchos males que resultan del uso de chupetes en el bebé, como problemas dentales y del habla, no podemos negar que, en muchas situaciones, calma al niño, y es un excelente aliado contra la falta de sueño.

Efectos del chupete

Debido a este efecto relajante, chupones para bebé también actúa con eficacia para aliviar ciertos dolores, especialmente en casos de cólico, tan común entre los recién nacidos. Se ha demostrado científicamente que durante la succión del chupete, el corazón del bebé late a un ritmo regular.

El uso del chupete en el bebé

Hay estudios en marcha, tratando de relacionar el uso de chupetes para el abandono temprano de la lactancia materna. Lo que no se sabe a ciencia cierta es definir cuál es la causa o el efecto de la otra.

En el caso de los bebés prematuros, que muestran dificultades en la lactancia, el uso del chupete puede ayudarle en el proceso de succión con el fin de salir de la alimentación por sonda.

 

Con el chupete, se necesita un poco de cuidado

Si optan por el chupete, deben de ser conscientes de varias lesiones, algunas recomendaciones son necesarias, entre las que podemos considerar:

– Obtener el chupete apropiado: chupetes más grandes o más pequeñas pueden causar una serie de problemas, entre ellos la escasa formación dental y la producción excesiva de saliva, lo que puede conducir a la asfixia.

– Utilizar chupetes ortodónticos: ayudar a minimizar el efecto negativo sobre la formación del arco dental. Los chupetes comunes tienden a empujar los dientes frontales a plazo, que serán corregidos en el futuro con el uso de los aparatos.

– Esterilizar el chupete antes de su uso: usar agua hirviendo para eliminar todos los microorganismos presentes en el pico, el apoyo y correas antes de su uso. Haga una regla y buscar esterilizar regularmente. En los primeros seis meses regularlo con agua hirviendo cada tres o cuatro días.

– Use al menos 2 chupetes intercalados: esta es una manera de no viciar el bebé un chupete solamente.

Con estas recomendaciones básicas puede reducir al mínimo los efectos negativos del uso del chupete y disfrutar de sus beneficios. Es aconsejable buscar eliminarlos gradualmente, después del primer año de vida con el fin de evitar daños mayores en el habla y la respiración de la dentición de su hijo.