Invertir o Jugar a Bolsa

Invertir o jugar en la bolsa puede ser uno de los negocios más dinámicos, pero a la vez más riesgosos dentro del mercado, ya que puede implicar ganancias enormes, como pérdidas igualmente significativas.

El otro día, en una prestigiosa tertulia radiofónica, escuchaba como uno de los tertulianos se lamentaba por las nuevas disposiciones fiscales que se prevén iniciar para los planes de pensiones. Este periodista nos venía a decir que, mediante deducciones fiscales, un gobierno socialista aleccionó a la población a hacer planes de pensiones y, ahora, otro gobierno socialista los quiere penalizar. Teniendo en cuenta, que muchos de estos planes de pensiones no han tenido la rentabilidad deseada, por avatares de la bolsa.

La bolsa española es una de las bolsas más especulativas de Europa; muchas veces, no se busca la rentabilidad en el dividendo o como inversión a largo plazo, se busca la rentabilidad en el plazo más corto posible, con compras y ventas que incluso no llegan a un mes, lo cual representa un riesgo absoluto para mercados crecientes y allí el hecho de poder desplomarse de un día a otro.

Pues bien, después de escuchar a este acreditado periodista, me vinieron a la memoria las recomendaciones que me hacía mi abuela, cuando iniciarme en el mundo del ahorro, diciéndome: “Ve muy en cuenta si juegas a bolsa “Hoy en día, ya no se utiliza esta expresión; todos “invierte en bolsa”, nadie “juega en bolsa” Pero, realmente es así En muchas ocasiones, no nos deberíamos plantear que estamos haciendo, si invertimos o jugamos a bolsa Creo que vale la pena valorar la diferencia léxica de las dos expresiones y la sabiduría de nuestros abuelos.