La bandera de España identifica el Reino de España, es un país soberano ubicado en Europa, posee una historia amplia, durante siglos fue blanco de diversas conquistas por diferentes pueblos, en cambio durante la edad moderna forjo el imperio de ultramar más grande de la historia. España donde la forma de gobierno que se ejerce es una monarquía parlamentaria.

El país se ubica en el Sur de Europa y al Norte de África; por este motivo se considera un país transcontinental, Ocupa la mayor parte de la península Ibérica, limita al norte con Francia y Andorra, En el sur con Gibraltar, al oeste con Portugal.

Posee varios territorios de ultramar en África como; Ceuta ciudad ubicada en la península de Tingitana, Melilla, Las islas Canarias, Las islas Chafarinas, las islas Alhucemas, y las islas de Albarán. Además posee un enclave en Pirineos llamado Llivia.

Diseño de la bandera y su significado

La bandera española  esta constituidas por tres franjas horizontales, roja, amarilla y roja, la franja amarilla es el doble de ancho que las franjas de color rojo, tal y como lo establece la constitución española del año 1978.

El escudo de España se ubicara en la franja amarilla, ubicado a una altura dos quintos de del ancho de la bandera, como queda establecido en la ley sobre el uso de la bandera de España y de otras banderas y enseñas del año 1981.

El significado de los colores de la bandera de España no se encuentran definidos como tal, el rey Carlos III fue quien sugirió los colores rojo y amarillo para la bandera española, de este modo podía distinguirse a distancia en el mar, ya que el país era una potencia con muchos territorios alrededor del mundo el significado de sus colores era algo pragmático más que simbólico.

Los orígenes de la bandera española.

España ha tenido durante su historia diferentes banderas que han sido reemplazadas por diseños que sean más vistosos a la distancia tal y como ocurrió en el año 1785 cuando 2 navíos son hundidos en altamar por uno de sus aliados; los ingleses, quienes alegaron haberlos confundido con sus enemigos los franceses, este conflicto no paso a mayores y los ingleses pagaron todos los daños causados.

Para el año 1700 cuando Felipe V sube al trono en España las banderas que izaban las armadas navales era de color blanco, el cual representaba a la casa de los borbones; quienes mediante diferentes ramas gobernaron varios países y territorios tales como; Francia, Nápoles, Toscana, Parma, Sicilia entre otros.

He de aquí la confusión, esto trajo muchos problemas que llevaron al rey Carlos III de España a encargar al ministro de la Marina presentara propuestas que cubrieran con sus demandas sobre el diseño el cual debía ser visible y distinguible el altamar.

Fueron presentadas 12 propuestas para la nueva bandera naval española por parte de Antonio Valdés y Fernández Bazán, el rey esperaba encontrar dos diseños adecuados uno para los buques de guerra y otro para la marina mercante.

Carlos III escoge la bandera de franja amarillas y franjas rojas, aumentando las dimensiones de la franja amarilla para aumentar su visibilidad.

Ya en año 1785 se firma el real decreto en el Palacio de Aranjuez que establece la nueva bandera naval española.

Posteriormente durante el reinado de Isabel II se determina a la bandera rojigualda como también se le conoce a la bandera española, como bandera nacional de España en el año 1843.