En la actualidad los niños tienen una gran variedad de opciones para divertirse, tanto es así que hemos de ser nosotros mismos como padres quienes hagamos el esfuerzo de examinar y valorar cuales son los que más se ajustan a las necesidades de nuestro hijo o hija. En este artículo vamos a hablar sobre una tipología de juego que en muchas ocasiones se pasa por algo pero que lo cierto es que deberíamos intentar que fuese uno de los principales entretenimientos, nos referimos al juego simbólico.

Para quienes no conozcan este tipo de juegos, al menos por su nombre más técnico, aunque seguro lo habrán visto e incluso practicando cuando eran pequeños, el juego simbólico es aquel donde el niño o niña se pone en el papel de otra persona ya sea lo que ve en casa, una profesora, un mecánico, un cocinero, o cualquier otra cosa que su imaginación y aquello que tiene a su alcance, le permite hacer. Este tipo de juegos podemos hacer un símil con los rol plays que se hacen en los procesos de selección de los diferentes departamentos de recursos humanos, donde nos hacen ponernos en la piel de un trabajador o de una persona en un contexto concreto.juego_simbolico

Los beneficios que aporta este tiop de juego a nuestros hijos son muy variados, pero entre otras cosas destacan el fomento de la imaginación, y es que la necesidad de crear historias con sentido y donde se han de integrar diálogos o monólogos que el propio niño representará, o por ejemplo, en el caso del rol de cocinero, preparar un menú, limpiar platos, saber que ha de ofrecer posteriormente el plato a una persona, ponerlo en la mesa, recojerlo al acabar, etc., son acciones que aunque pueden parecer simples y sin ningún añadido para su educación, en realidad le están desarrollando capacidades cognitivas que de otro modo sería más lento y aburrido para el niño conseguir.

Son muchos los teóricos de la educación que apuestan por este tipo de juego y que incluso lo incluyen en los currículos escolares del curso para que se implementen también dentro del aula, de hecho también son varios los centros que utilizan juego simbólico para la enseñanza de conceptos o para fomentar la participación y el aspecto social del niño, sobre todo en escuelas donde se aplicada la llamada nueva educación.

Esperamos que te haya gustado este artículo, y recuerda que en ocasiones para que tu hijo o hija pueda empezar en el mundo de los juegos simbólicos puede ser interesante que tengan determinados productos tales como cocinitas, herramientas de juguete, billetes, etc., eso sí, con independencia de si hablamos de niño o niña ya que los roles nunca han de ir relacionados con un sexo, únicamente han de divertir al pequeño o pequeña.