En la primera visita del bebé al pediatra, el profesional de la salud se encarga de crear su historia clínica, un examen físico total y les aclara a los padres cualquier duda que surja. Si no hubo ninguna complicación durante el parto, tanto la madre como el bebé pueden ir a casa luego de 2 o 3 días de hospitalización. Si se trató de una cesárea, son dados de alta luego de unos 5 días aproximadamente.

En la gran mayoría de los centros asistenciales, el pediatra de tu bebé no estará presente durante la segunda prueba del talón. Por lo mismo, es muy probable que el recién nacido no conozca a su pediatra hasta que hayan pasado 15 días después del parto. Esta primera visita es de suma importancia y se debe llevar cabo en un ambiente relajado y agradable para el neonato. Debes aprovechar esta consulta para llevar todas las dudas e inquietudes que tengas.

Consulta a los 15 días de nacido

 

Como he dicho anteriormente, el pediatra debe crear la historia clínica del recién nacido en esta consulta. En la misma, se recolectan datos sobre la gestación, el nacimiento y las pruebas perinatales realizadas en el centro de salud. Adicionalmente, deberás proporcionarle al médico información sobre tus antecedentes familiares, tu salud y la del padre del niño. Incluso, sería estupendo que llevaras los informes del alta hospitalaria y los exámenes que te realizaron durante los 9 meses de gestación.

Luego de la creación de la historia clínica, el médico debe realizarle un examen físico total al neonato. El mismo usualmente comienza con una palpación en el tórax y culmina con el examen de las caderas para asegurase de que el bebé no ha padecido luxación alguna. Esta prueba y la de la boca son las más molestas para el infante. Además, se deben examinar cuidadosamente el color de la piel, su textura, el tamaño de los genitales, la cabeza y las pupilas.

Posteriormente, el pediatra realiza la exploración neurológica y comprueba los reflejos, aunque las pruebas anteriores ya pueden dejar constancia de cómo es la respuesta del bebé a los estímulos. Para finalizar con la exploración, se deben medir el perímetro craneal, la talla y el peso para confirmar que el pequeño este creciendo a un ritmo adecuado.

Consejos para su debido cuidado

 

Además de todo lo anterior mencionado, el profesional de la salud te proporcionará toda la información que necesites para el correcto cuidado del neonato. Te explicará cómo debes alimentarlo, bañarlo, vestirlo, llevarlo a pasear, protegerlo del sol, entre muchas otras cosas.

También, te explicará todo lo que debes hacer para la prevención de la muerte súbita y accidentes en esta etapa de su vida. Finalmente, te indicará cuando debes volver a llevarlo a consulta. Usualmente, la próxima consulta debe realizarse en un tiempo no mayor a 15 días, cuando el pequeño haya cumplido su primer mes de vida.

En esta primera consulta, debes aprovechar para salir de todas las dudas que tengas sobre el cuidado de tu bebé para evitar cualquier complicación futura. De esta manera, vas a estar más tranquila y segura de lo que debes hacer.