Este término es empleado para referirse al pelo o vello delgado, que puede llegar a cubrir al feto en el proceso de gestación, al igual que con mamíferos de otras especies. Como madres sentimos temor de esta palabra, pero el lanugo es un proceso totalmente natural en la vida de nuestro bebé.

Justo al culminar el último trimestre de embarazo, comienza a darse la aparición de ese vello alrededor del cuerpo del feto, pero termina desprendiéndose en la semana número 40 del embarazo, y es normal que al nacer tengan varios de estos mechones de lanugo suelto, entre los pliegues que se forman en la piel del bebé.

Al momento de nacer, los bebés tienen muy poco lanugo porque la mayoría de este pelo se ha ido a través del líquido amniótico en el momento del parto sin que puedas fijarte, aunque podrían tener algo de vello en sus primeras heces fecales, también llamadas meconio, pues el vello que se ha desprendido del bebé se mantiene en el líquido amniótico y el pequeño lo va tragando en el proceso, pero es un caso muy natural y siempre sucede a los pequeños recién nacidos.

Si  tu bebé tiene bastante lanugo al nacer, no te preocupes. Es normal que eso suceda, puede que no haya desprendido todo el pelo dentro del saco amniótico pero te aseguro que con el tiempo irán desprendiendo esos vellos durante las primeras semanas, después de nacido o un par de meses después ya que existen familias en los que estos casos son recurrentes.

Si por el contrario el pequeño tiene un Nevus Piloso, entonces el vello no va a desprenderse. Esta es la formación de vello en un espacio específico en el la piel del bebé, en la que existe mucho más pelo que en otra zona. Si es tu caso, no olvides consultar a tu médico y seguir sus indicaciones, así que no te angusties pues no representa algo nocivo o de riesgo para tu bebé en absoluto.

Uno de los factores que determinan la edad del bebé durante la gestación, es la cantidad de lanugo, por lo que mientras nazca de forma prematura contara con más cantidad de lanugo. Al nacer con estos pelos se conocen los niveles de formación que ha cumplido, pero no temas, la pérdida del lanugo es solo un proceso que al nacer prematuro no ha podido consumar a cabalidad y con el tiempo lo ira perdiendo.

¿El lanugo en el bebé amerita cuidados especiales?

No hace falta que ejerzas cuidados extra o especiales por el lanugo que tenga tu pequeño, lo ira perdiendo en el momento que así precise su organismo, puede variar entre las primeras semanas de nacido o un par de meses después. Así que puedes darle su baño con suavidad y ternura como a cualquier bebé, porque con tiempo esos vellos irán perdiéndose de forma natural. Evita restregarlo y hacerle daño, se paciente.

El lanugo puede aparecer tanto en los hombros, como en las orejas, la espalda y en especial, la frente en donde parece que las cejas del pequeño se unen con el cabello de su cabeza, pero no resulta un factor alarmante o riesgoso para la salud de tu hijo, el lanugo en el bebé ira desapareciendo poco a poco.

Por lo tanto evita recurrir a la depilación, cortes o fricción que pueda herir la piel del bebé, no importa como luzca o lo llamativo que pueda ser, te prometo que perderá todo ese vello en menos de lo que crees.

Diferencias entre el Lanugo y la Hipetricosis.

El lanugo es el vello que cubre al bebé durante la etapa de gestación y que va desprendiéndose hasta su nacimiento, dependiendo de los casos en la familia o la edad gestacional del pequeño, puede tener vellos que aún no se caen, pero con el tiempo irán desapareciendo de manera natural.

La Hipertricosis es una alteración en el código genético del individuo que genera una mayor cantidad de pelo a la normal que cubre todo el cuerpo. Siendo este un vello mucho más grueso, fuerte y abundante a diferencia del vello suave y delgado del lanugo.

Aun así, no es una condición que afecte la salud o sea un riesgo vital, aunque por ser humanos y determinar según estándares sociales lo que está bien o mal y lo que es aceptable o anormal, el pequeño podría verse afectado psicológicamente ante el posible rechazo que pueda recibir de otros. Si este fuera el caso, existen métodos como la depilación con láser, y es una opción en la que debe participar el niño con el debido apoyo moral y emocional que merece.