Todos los seres humanos poseemos células somáticas, característica de nuestra especie. Aunque muchas personas y científicos afirmen que nuestra descendencia proviene del mono. Esto es totalmente falso, la verdad es que el ser humano es una especie casi nueva comparada con otros seres vivos. Como por ejemplo el cocodrilo del Nilo. Entre otras especies que tiene muchos años, millones de ellos sobre la tierra.

Pero el punto sobre esto es que, como una especie tenemos ciertas leyes y normas ligadas a nuestra genética que hacen que tengamos ciertas características que pueden ser hereditarias como los ojos azules. El color de piel, alguna característica facial de la madre o el padre. Y un sin número de factores que influyen en este proceso de la creación de la vida.

Todos los seres humanos poseemos células somáticas, característica de nuestra especie. Aunque muchas personas y científicos afirmen que nuestra descendencia proviene del mono.

Cuantos cromosomas tiene el ser humano

Los cromosomas están presentes en las células antes mencionadas. Teniendo 46 de ellos divididos en parejas. Para un total de 23 pares. Por lo tanto, esto quiere decir que cada ser humano tiene dos copias de cada uno de sus genes. Una es un cromosoma y el otro es su homólogo.

Estas 23 parejas de cromosomas forman lo que se conoce como cariotipo humano. Donde pueden observarse los 23 pares de cromosomas en funcionamiento. Cada uno de ellos, posee mucha información genética. Gracias a los genes que se encuentran dispuestos en cada uno de los cromosomas.

Para determinar cuántos cromosomas tiene un ser humano se debe hacer un cariograma. Una especie de tabla donde se observan los cromosomas unidos en pareja. La formación de los mismos es un proceso muy interesante que ocurre cuando las células en la etapa de la meiosis se separan. Llevando consigo un cromosoma que se unirá a su par del sexo opuesto. Resultando el cigoto con los 23 pares de cromosomas.

Todos los seres humanos poseemos células somáticas, característica de nuestra especie. Aunque muchas personas y científicos afirmen que nuestra descendencia proviene del mono.

Los cromosomas y la determinación del sexo

Para que un niño sea niño o niña debe ocurrir un proceso muy interesante que tiene lugar con el cariotipo humano. Este ocurre precisamente en el par 23, el último. Por lo cual es un par muy especial e importante. Es el único par que puede presentar una diferencia notable. En la formación del sexo masculino, este par de cromosomas debe tener uno llamado X y otro llamado Y, que suele ser muy pequeño comparado con el anterior. Mientras que, en el sexo femenino, la pareja está formada por dos cromosomas XX.

Al determinar cuántos cromosomas tiene el ser humano, es importante saber que la carga genética ligada al sexo puede también incluir otros factores. En eso también puede inferir en las características físicas gracias a la información de los cromosomas sexuales o heterocromosomas. Los mismos, no solo se encargan de determinar el sexo, sino que también tiene más genes que aportan más información a un individuo y dichas características van ligadas al sexo.

Un cromosoma de más o menos

Las mutaciones genéticas o cromosómicas tienen que ver por la afección de los genes que se encuentran en la carga genética de los cromosomas o una lesión o anomalía en el cariograma humano. A estas afecciones se le suelen llamar mutaciones genéticas o enfermedades genéticas. Existen genes que están predispuestos a generar alguna enfermedad en los individuos como cáncer de colon o retinitis pigmentosa.

En el caso de haber un cromosoma de más o lesionado, los síndromes que se pueden desarrollar pueden afectar la conducta de los individuos. Afectando su manera de ser así o lesionado. Los síndromes que se pueden desarrollar pueden afectar la conducta de los individuos afectando su manera de ser, y de actuar. El caso más común es la trisomía del cromosomas 21. Cuando se determinan cuantos cromosomas tiene el ser humano y se observa que el par 21 presenta uno de más, se genera lo que se conoce como Síndrome de Down o mongolismo. Otros síndromes tienen que ver con las afectaciones de los pares 6 o 13 en el cariotipo humano.