¿Te gustaría conocer cuáles son los peligros más importantes del consumo de alcohol durante el embarazo?

Si estás embarazada, seguramente hayas escuchado en más de una ocasión que no deberías consumir alcohol durante esta etapa, por los diferentes efectos nocivos que presenta la ingesta de este frecuente líquido en nuestra sociedad sobre el desarrollo de tu futuro hijo. Expuesta esta aclaración, a través de las sucesivas líneas se abordarán diversas cuestiones de interés sobre esta preocupación de muchas futuras madres.

Los-peligros-de-consumir-alcohol-cuando-estás-embarazada

Malas prácticas de ingesta de alcohol durante el embarazo

Existen todo un cúmulo de malas prácticas en torno a la ingesta de alcohol durante el embarazo que debes tener bien presente para evitar cometerlas, como por ejemplo:

  • Seguramente en distintas circunstancias hayas podido escuchar frases del estilo de, “si es una copa nada más, no va a pasar nada“. Pues bien, aunque pudiera resultarte sorprenderte, incluso una sorbo de alcohol puede ocasionar graves problemas a tu futuro hijo. Por ello, no te olvides de no consumir alcohol mientras estés embarazada.
  • Tampoco olvides que la ingesta de este líquido tan, por así decirlo, socialmente bien aceptado puede generar enormes problemas a tu feto. Por lo tanto, bajo ningún concepto consumas alcohol cuando estés esperando a tu bebé.

Cifras preocupantes en torno a su consumo en etapas de gestación

Quizás pueda sorprenderte pero se calcula que solamente la mitad de las mujeres en etapas de gestación realmente renuncian al consumo de alcohol. Aunque las razones de esta renuncia pueden ser de lo más variables, no debes olvidar que habría que distinguir distintos fenómenos como son por ejemplo, los de índole cultural que tanta importancia tienen sobre este tipo de prácticas.

De cualquier forma, la ingesta de alcohol cuando estás embarazada puede provocar una serie de efectos nocivos sobre tu bebé como son por ejemplo los siguientes:

  • Retraso en el desarrollo mental del futuro bebé. Sin duda, uno de los problemas más frecuentes que giran en torno a los futuros hijos de madres que abusan de este tipo de práctica tan perjudicial para los próximos recién nacidos.
  • Una amplia gama de malformaciones que no deseas tenga tu hijo en un futuro.

Por si todo esto fuera poco, existe una relación directa entre la ingesta de este líquido y el aparecimiento de todo tipo de anomalías en el bebé. En conclusión, no importará la cantidad que consumas porque resultará perjudicial. Por ello, simplemente no bebas alcohol si deseas tener un bebé sano.