Los deportes siempre van a ser importante para todos los niños para desarrollar sus capacidades físicas y psicológicas de la mejor manera posible. La obesidad infantil es un problema grave que está afectando a miles de los niños en todo el mundo y debe parar ya. La mejor manera de evitar que tu hijo pase por esta situación y por todos los problemas de salud que esto conlleva es la práctica regular de uno o varios deportes que lo ayuden mantener su complexión física.

Además de sus múltiples beneficios para la salud, los pequeños pueden convivir con sus amiguitos y practicar algún deporte que les apasione y convertirlo en un oficio para el futuro. Son incontables las cosas positivas que pueden traer los deportes a las vidas de tus hijos, así que debes comenzar desde ya a fomentar los hábitos deportivos en ellos. No obstante, siempre van a haber factores que tomar en cuenta para escoger la mejor actividad deportiva posible para tus infantes.

De tres a cinco años

Imagen cortesía de pixabay.es

Si tu pequeño tiene una edad comprendida entre los tres y cinco años de edad, puedes pensar que es muy pequeño para practicar algún deporte, pero nada más lejos de la realidad. De hecho, estas son las mejores edades para comenzar a fomentar las actividades físicas en tu pequeño que, desde luego, deben ir acorde con su madurez corporal y mental.

El mejor deporte para estas edades es la natación. Además de ser una actividad sumamente completa, el agua no va  a permitir que se hagan ningún tipo de daño si pierden el equilibrio. En otros deportes, las caídas y los raspones son recurrentes, pero no es el caso de la natación. Además de esto, los niños fortalecerán su coordinación y su resistencia física de forma impactante.

Seis años o más

Si tu hijo tiene seis años o más, ya puede comenzar a practicar otro tipo de deportes. En este caso, lo mejor sería que comenzara a practicar deportes como actividades extra cátedra en la escuela. Si tanto el niño como tú preferirían que practicara dichas actividades en algún parque o en el campo, no hay ningún inconveniente con esto. A partir de los seis años, pueden seguir con la natación o comenzar a la práctica de deportes como el futbol o el judo. De igual manera, el pequeño irá viendo qué es lo que le gusta.

De los siete a los 13 años

Si el niño tiene siete años o más, sus aptitudes físicas y aprendizaje han progresado de forma muy rápida y está preparado para nuevos desafíos. Ya es un momento ideal para que el niño decida qué deporte le gusta y la frecuencia con la que desea practicarlo. Si desea practicarlo como una actividad extracurricular o de manera informal con sus amigos o hermanos, es un buen momento para que el chico lo decida.

De los 12 a los 18 años

Imagen cortesía de pixabay.es

El grado de madurez que ha alcanzado el chico va a permitirle realizar deportes mucho más complejos. Ya está en la capacidad para practicar natación, atletismo, futbol, baloncesto, judo, karate, ciclismo, entre otros.