Son muchas las dudas que pasan por nuestra cabeza a la hora de encontrarnos en una situación como lo es tener uno o más niños transgenero. Tanto para los padres como para el niño, es una etapa algo turbia por el sinfín de preguntas que suelen hacerse en el núcleo familiar.

¿Qué debo hacer? ¿Cuándo pueden ser las primeras señales de la transexualidad en nuestros hijos? ¿Cuándo empiezan los niños a desarrollar su percepción de lo que es su identidad sexual? Entre otras preguntas que puede que no se tengan respuestas en ese mismo instante.

Nosotros como padres incluso, tendemos a aislarnos para poder resolver nuestros conflictos emocionales y cómo afrontar al mundo en el momento que nuestros hijos presenten esta condición.

Es por ello que aquí nos encargaremos de resolver cada una de sus preguntas y cómo podemos asesorarle en cuanto a los sentimientos de sus hijos y los suyos, y una vez allí se puedan comunicar en el entorno familiar.

Identidad de género

En palabras del psicólogo Félix López, menciona que es a partir de los seis o siete años es cuando el niño comienza a adquirir una consciencia estable de lo que es su género. Aunque a partir de los 18 meses y los 4 años que el niño comienza a asociar las diferencias entre el cuerpo femenino y masculino.

Identidad sexual, género y preferencias sexuales

También, el GIDSEEN, “Identidad y Diferencia Sexual de la Sociedad Española Endocrinóloga y Nutrición”, indica que es a partir de los seis o siete años que el individuo considera su género más estabilizado y de acuerdo con los siguientes componentes:

La etiqueta de género, es decir, la realidad de ser niño o niña; la estabilidad del género, se refiere al sentimiento de que no va a cambiar en el tiempo, y por último la consistencia del género, la estabilidad de su género independientemente de su apariencia física.

También, hay otro aspecto que tendemos a mezclar como lo son el género, la identidad sexual y la preferencia sexual. Primero, la identidad sexual es (Masculino y Femenino), básicamente, el sexo que tiene cada individuo. El género son los roles sociales que da la sociedad dependiendo de qué sexo seas, básicamente está ligado con la percepción social, y por último la preferencia sexual, que es como nos sentimos atraídos por las personas emocional y sexualmente.

Diferencias y características

  • Rechazo a la ropa del género que no le corresponde o no se siente identificado.
  • Tendencia a utilizar los gestos o conductas del sexo opuesto.
  • Rechazo al género asignado.

Es importante saber diferenciar estos tres aspectos, ya que tienden a ser mezclados y ahí es cuando comienzan a ocurrir los problemas y la falta de conocimiento los agravia más. Por esto te mencionamos que siempre en esa etapa el niño está aprendiendo acerca de su cuerpo, puede que sientan interés por las cosas del sexo opuesto y eso es totalmente normal.

No necesariamente tiene que ser que el niño sea homosexual o transexual, simplemente a esa edad ellos solo lo ven como juego, siendo nosotros los que ponemos las etiquetas sin saber. Por ejemplo, al niño le pueden gustar jugar con muñecas y a las niñas jugar con carros e incluso vestir como niño y eso no hará que cambie su género o su sexo, incluso, cuando sean más grandes pueden, en el caso de las niñas, cambiar de vestuarios a faldas y viceversa.

Así que es muy importante que se tengan en cuenta estos aspectos definidos para poder orientar a nuestros hijos y apoyarlos si en tal caso son niños transgenero.