Cuando llegan a cierta edad (que puede variar entre año y medio y cuatro años), los niños pueden rechazar de pleno tomar leche por muchas razones. Desde una decisión a no querer seguir tomando biberón hasta por el hecho de haber cambiado de gustos. Sin embargo, la leche es necesaria para su crecimiento y para fortalecer las defensas del pequeño.

Desayuno de yogur

El yogur griego, sobre todo el natural sin sabores, incluye una gran cantidad de calcio que puede ser sustitutivo del biberón de leche. No obstante, si se refuerza con un poco de queso o el resultado final será mucho mejor para el pequeño.

leche_ninos

Motivar la ingesta de queso

El queso rico en calcio es el más adecuado para el crecimiento del niño. Es recomendable optar por marcas como Caserío o Babybel, que nutren a cada una de sus piezas con gran cantidad de leche. En este sentido es preferible no utilizar quesos curados o semicurados, porque ni tienen la misma cantidad de leche ni de grasas, necesarias para sus defensas.

Un postre rico en calcio

Si el niño se niega rotundamente a beber leche, será muy difícil de convencerle de lo contrario, por lo que aunque usemos sustitutivos, es muy recomendable que la cantidad de piezas con leche sea mayor a lo largo del día. Es por ello que los postres se convierten en una ocasión perfecta para aportarle el resto de calcio que necesita para su correcto crecimiento.

Las cremas de tipo natillas como las de Danet, así como los petit-suise de la misma marca o similares, son el complemento de postre perfecto para conseguir este objetivo. Antes de comprarlas, es también recomendable revisar las propiedades de cada una de las cremas, pues según el proceso de fabricación, la cantidad de leche y otros nutrientes puede variar entre distintas marcas.

Comidas alternativas

Además de dar al pequeño mayor cantidad de alimentos con calcio, también se debe procurar seguir dando leche en algunas comidas. El biberón probablemente deba descartarse dado que lo asociará de forma inmediata a la leche que ya no quiere. Por eso son tan recomendables comidas como leche con arroz, leche merengada o incluso postres que lleven gran cantidad de leche en su proceso de creación.