Tener un parto en casa es la elección de una mujer embarazada, pero se necesita también evaluar sus riesgos y beneficios, y ser conscientes de que no todo puede suceder como se esperaba, en cuyo caso esto puede ser molesto.

 

Parto en el Hogar Pros y Contras

¿Quién puede tener un parto en casa?

La entrega se puede realizar en casa bajo las siguientes condiciones:

  • Con la presencia de una partera, médico o enfermera en particular.
  • Madre sana con más de 37 semanas de gestación.
  • Con el bebé en la posición correcta con frente a la cabeza hacia abajo.

Quién desee optar por un parto en casa debe optar por la contratación de un obstetra, pediatra neonatólogo para recibir al niño y le da los primeros auxilios y de preferencia llamar una ambulancia para estar cerca de casa, por lo que si sucede algo inesperado que pueden tomar ellos rápidamente al hospital.

Un parto en casa puede ser más cómodo para algunas mujeres, pero éstas deben estar bien informados sobre los riesgos que ella y su bebé se pueden ejecutar porque no se encuentran en un hospital, en los que hay más recursos y se puedan cumplir rápidamente.

Parto en casa: Pros y Contras

Para que usted pueda sacar sus propias conclusiones, enumeramos los argumentos en contra ya favor de la entrega a domicilio:

Pros

  • La experiencia del parto natural permite que el cuerpo para actuar de una manera que la naturaleza no como estaba previsto.
  • El estrechamiento de la relación afectiva entre la madre y el niño.
  • Las contracciones de parto normal preparan el cuerpo de la mujer a las transformaciones que dan como resultado el nacimiento.
  • Con un parto normal, se libera la hormona oxitocina. Se estimula las contracciones uterinas en la maduración pulmonar y apoya el bebé, además de la producción de numerosas hormonas que producen la leche.

Contras

– No hay recursos como los bancos de sangre y la anestesia.

– La mortalidad de los bebés nacidos en el país es superior a la del flujo en estado grave en los hospitales.

– Existe la posibilidad de transferencia en caso de complicaciones, que aumentan el riesgo.

Sin duda, este es un tema que genera una gran cantidad de opiniones y polémicas, pero creo que si el embarazo va bien para la madre y el niño, lo que indica que la salud de ambos está en excelentes condiciones (libre de diabetes gestacional, hipertensión, respiratorias o problemas cardiacos), ¿por qué no darle al niño el derecho a entrar en el mundo sin necesidad de cirugía y garantizar tantos beneficios que sabemos que existen para los niños nacidos de forma natural?

Conclusión

Con la aparición de la cesárea y la posibilidad de evitar las contracciones terribles y temibles durante el parto, las mujeres optan casi automática para la cirugía. Pero la decisión no es unánime y parece que hace algún tiempo, la opción de un parto normal ha sido más frecuentes.

En un parto en casa, la mujer da a luz en su propia casa sin ayuda médica. Sólo ella, un baño y una o dos profesionales que trabajan como psicólogos en todo proceso de calmar y tranquilizar a la mujer embarazada.