El fin de semana puede ser un tiempo perfecto para pasar en familia y sobre todo cuando tenemos hijos, ya que normalmente estamos de lunes a viernes ocupados en exceso por el trabajo y las cargas familiares hasta tal punto que únicamente tenemos tiempo disponible para hacer la cena, ducharnos y con suerte pasar una hora con nuestros hijos antes de que se acuesten y ya no los veámos hasta la mañana siguiente durante el rato del almuerzo, cuando nuestro horario lo permite. Es por ello que en este artículo vamos a hablar de como pasar un buen fin de semana con nuestros hijos aprovechándo al máximo esos días y de paso desconectar para cojer con fuerza el lunes y su cruel realidad de vuelta al trabajo.

Si bien es cierto que según la edad de nuestro hijo las variaciones de los planes serán mas o menos contundentes, también es verdad que hay determinadas actividades que son para todos los públicos y que pueden servir como divertimento para pequeños y no tan pequeños, veamos algunos para valorar si se ajustan así a lo que podría ser nuestro fin de semana para compartir en familia.

Una de las opciones más interesantes suele ser la de salir en familia ha realizar actividades al aire libre, salidas de senderismo con lugares atractivos para los niños, como pueden ser senderos donde se crucen lagos, parques, zonas de picnic, lugares con más niños con quienes jugar, etc., pueden ser la alternativa perfecta para un domingo soleado. A su vez esto permitiría acercarles a la naturaleza y ver la flora y la fauna desde cerca.excursion_familia

Otra alternativa puede ser la de acudir a ver peliculas en el cine todos juntos, aquí entra en juego la participación de todos a la hora de la elección de la pelicula lo cual también ayuda a fomentar la sociabilización y la negociación de nuestro hijo o hija. Una vez allí podemos comprar algun producto que le guste y aprovechar para saliendo de allí cenar todos juntos ya sea fuera o en casa y comentar la pelicula.

Por último presentamos un plan que muchos obvian y es la visita de pueblos o zonas cercanas a nuestro hogar donde encontraremos diferentes paisajes y actividades para realizar. En este tipo de actividades podremos realizar cantidad de fotografías que serán recuerdos para siempre y además nos permitirán mantener una ruta de restauración probando la gastronomía de cada lugar y más estando en el país en el que estamos donde paisaje y gastronomía en muchas ocasiones se unen en lugares emblemáticos y donde nuestro hijo podrá disfrutar a la par que nosotros.

Esperamos que os hayan gustado estas ideas para vuestros planes y que próximamente os animéis a realizar algunos de ellos con vuestros pequeños que serán al fin y al cabo quienes puntuarán estas experiencias y nos animarán a seguir con ellas o por el contrario a buscar alternativas más adecuadas a sus gustos y preferencias.