Se podría decir que al menos un 90% de la población mundial, ha visto televisión al menos una vez en su vida. Actualmente, es un aparato que no puede faltar cuando se decide amoblar el departamento. Muchas personas creen que la única forma de distraerse, sin embargo, aquí te vamos a dar las razones por las que no es necesario tener la televisión en tu hogar.

Pérdida de tiempo

Se puede decir, que la televisión roba la infancia de muchos en su vida. Hay actividades que son divertidas y que a su vez, son provechosas. Una persona en promedio puede pasar más de 4 horas viendo televisión diariamente, lo que serían más de un día a la semana que se pierde frente al televisor. Es decir, realmente pierdes un día a la semana sin hacer más que ver televisión y existen otras maneras más productivas de pasar el tiempo.

  • Leer un buen libro.
  • Jugar con tus hijos.
  • Reunirse con amigos y seres queridos.
  • Disfrutar de actividades al aire libre.

Contenido poco interesante

Muchas veces, los programas que conseguimos en la televisión no tienen ninguna utilidad. Por lo que, tenemos más de 100 canales de nada que ver en muchas ocasiones, casi todos se basan en lo mismo, series repetidas y reality shows que no le interesan a nadie. Muy pocos canales o programas de televisión tienen información realmente útil y, cuando consigues programas con esta clase de información posiblemente ya este por la mitad.

Consumismo implícito

Una de las cosas que más llena el tiempo que pasas frente al televisor, son publicidades de artefactos milagrosos que ayudan a mejorar tu vida supuestamente. La televisión afecta notablemente nuestro consumo en productos que muchas veces no necesitamos, solo porque esta nos dice que es mucho mejor que el que tenemos en uso.

Desborda desdén y negatividad

Programas de asesinatos, de delincuentes, personas engañadas, mafias y una lista mucho más amplia. Eso lo que provoca es tristeza en nuestras vidas, no necesitamos saber que tan perversa pueden llegar a ser las personas. Afuera de tu hogar, puedes compartir con personas que ríen y disfrutan la vida con lo que tienen.

Falsos ideales

La televisión nos llena la cabeza sobre la perfección, pasa avanzar en la vida debes ser joven y delgada, conseguirte un hombre musculoso y millonario, que llene tu hogar de cosas que no sabes ni para qué sirven porque tienes a personas que se encargan de ello. Nos crea un efecto de dismorfia con la sociedad en la que vivimos, nos incita al racismo, clasismo, bulimia y/o anorexia, madres insuficientes y burlas a los niños que son diferentes.

0 creatividad

Todo lo que vemos en el televisor ya está hecho, en cada uno de los canales podemos encontrar el mismo drama rosa, solo que con diferentes protagonistas y en otro idioma. Además, te mantiene en una actividad pasiva que no te lleva a ningún lado, ¡muévete! Y ve a cumplir tus metas.

Los niños no deben verla

Les arrebata la infancia, la creatividad y los sueños. Existen muchas formas de distraerse sin necesidad de estar frente al televisor e incluso, sin necesidad de estar dentro de la casa. Hay que fomentar la actividad y la creatividad, con actividades que nos hagan pensar en una mejor solución cada vez.