Has llegado a la semana 33 de embrazo, el final del periodo de gestación se acerca y empiezas a notar algunos cambios, tanto en tu cuerpo como en el desarrollo de tu bebe, no tienes que preocupare lo más seguro es que esto sea completamente natural.

Es durante esta etapa del embrazo que el bebé empieza a ganar peso más rapídamente, lo que hace que su cuerpecito obtenga una forma más redondeada y pierda esa apariencia arrugada que había tenido hasta ahora, esto se debe a la acumulación de grasas, estas que necesitará para la regulación de su temperatura corporal una vez nacido.

Desarrollo del bebé. Semana 33 de embrazo

 

Te encuentras en el octavo mes de gestación y los órganos de tu bebe, aunque ya están todos presentes, continúan preparándose para funcionar correctamente fuera del ambiente intrauterino.

Quizá hayas notado que el crecimiento de tu barriguita se ha acelerado, esto se debe a que tu bebé está creciendo más rápido, para este momento debe medir unos 45 centímetros aproximadamente y pesar unos 2 kilogramos, recuerda que cada bebé es distinto al igual que su desarrollo así que esto es solo un estimado general.

La musculatura de tu bebe también se encuentra en desarrollo, así que prepárate para sentir sus movimientos y patadas con mayor fuerza. Los periodos de sueño y vigilia, habituales en los bebés, ya están presentes llegando incluso a experimentar lo que conocemos como la fase REM del sueño o movimiento rápido de los ojos, esta etapa del sueño se caracteriza por ser en la que presentamos los sueños más intensos.

Además de estar adquiriendo más fuerza, el oído de tu bebe ahora puede percibir los sonidos uterinos y los del exterior también, aunque con un poco de interferencia. En esta etapa la visión de tu pequeño esta lo suficientemente desarrollada como para percibir algunas imágenes borrosas del interior del útero, así como abrir y cerrar sus ojitos.

 

Cambios físicos en la madre

Durante la semana 33de embrazo es usual que la madre presente dolores corporales y quizá también, durante las noches o por las mañanas, un poco de sensibilidad en el área de las manos, muñecas y dedos.

En este periodo del embrazo la inflamación de manos, pies y otros tejidos corporales es muy común por lo que no es de extrañar el aumento de presión en el túnel carpiano, este es una canal de hueso ubicado en la muñeca.

Este aumento de presión puede causar la sensación de hormigueo y adormecimiento, así como punzadas de intenso dolor o incluso cierto ardor. Esto sucede debido a que los nervios que pasan por el túnel carpiano se pinzan.

Si empiezas a notar que aumentas de peso, no te preocupes por tu dieta, esto es completamente normal durante el octavo mes de gestación, es de esperarse un aumento de entre 1 kilo y kilo y medio por semana, este rengo ira disminuyendo a medida que se acerque el termino del embrazo.

La semana 33 de embrazo es muy temida por muchas madres, ya que es durante este periodo de tiempo que se puede presentar la ciática limitando la movilidad y el bienestar de la futura madre. Además el estiramiento de la barriga produce resequedad y picazón.

Si optas por amamantar a tu pequeño, este es un buen momento para prestar más atención a la higiene de tus mamas, ya que es ahora que tus pechos inician la preparación para el proceso de lactancia.

Aunque no lo creas tu bebé te ayuda en este proceso distribuyendo, durante las últimas semanas y a través de la placenta, las hormonas que una vez absorbidas por la madre activarán la producción de leche.