Las relaciones sexuales entre parejas embarazadas es una acción saludable. En ocasiones muchas parejas se preguntan si es correcto tener sexo cuando se está embarazada. Si bien es cierto que para un gran número de mujeres el tener relaciones sexuales nunca involucra peligro alguno si se está embarazada.

 

También es válido ir con un especialista medico si se tienen dudas al estar embarazada para conocer los pro y contras de tener relaciones sexuales.

 

Existen varios tópicos esenciales que hay que conocer sobre las relaciones sexuales en el embarazo

Imagen cortesía de pixabay.es

Una mujer embarazada puede tener sexo, si goza las condiciones de un saludable embarazo, en donde los involucrados tienen el libre albedrio de realizar diferentes posiciones que le garanticen la seguridad y el bienestar a la mujer embarazada y por supuesto al bebé.

 

Es importante que sepas que el tener sexo con tu pareja embarazada, está acción nunca va a lastimar al bebé. Debido a que el bebé está protegido por una sustancia llamada líquido amniótico, el cual se encuentra dentro del útero, con la función de ayudar a preservar de forma sana al bebé, al momento de que haya una relación sexual.

 

Cuando una mujer embarazada ha presentado un cuadro clínico de ciertas complicaciones o reporta alguna otra complicación que le haya ocurrido en el pasado, entonces lo más recomendable es no tener sexo mientras dure el embarazo.

 

Al tener relaciones sexuales cuando se está embarazada, hay que estar pendiente, si llegas a sangrar de forma repentina, o comienzas a manifestar malestar en la barriga que vienen acompañados de dolores intensos con una pequeña merma del líquido amniótico, si esto ocurre entonces es el momento de ir con urgencia a un centro hospitalario o maternidad.

 

En qué momento no es recomendable tener relaciones sexuales en el embarazo

Cuando exista una gestación de embarazo múltiples dentro los cuales se pueden tipificar a los morochos, trillizos, quíntuples o los de otra índole superior. Estos tipos de embarazo son etiquetados como embarazos de alto riesgo, debido a sus múltiples características, y es por ello que se recomienda evitar algún tipo de contacto sexual.

 

Otro factor que es importante para evitar tener relaciones sexuales estando embarazada es haber sufrido una pérdida natural del bebé, porque esto es un elemento de riesgo que permanece latente de que esto se repita en el nuevo proceso de embarazo, que estés gestando para ese momento.

 

Las perdidas naturales de los bebés ocurren entre las semanas 18 y 20 de embarazo, y el bebé fallece en el útero de la mujer por diferentes causas patológicas de posibles orígenes congénitos.

 

Si una mujer embarazada es de cuello uterino débil, siempre se le recomienda evitar tener sexo, debido a que su cuello uterino tiende a ser muy frágil y corre el riesgo de que el mismo se abra antes de tiempo y esto te pueda traer como consecuencia un aborto inducido por el contacto sexual.

 

También existe en una mujer embarazada el síndrome de la placenta previa. El cual es conocido porque su placenta se encuentra ubicada en la parte posterior del útero de forma exagerada y la abarca toda la zona de la cavidad uterina.

 

Por lo tanto, se le recomienda a toda mujer embarazada que padezca los síntomas de placenta débil o previa, guardar absoluto reposo, en donde ella evite cualquier actividad física.

 

Los músculos pélvicos.

Imagen cortesía de pixabay.es

El tener sexo durante el embarazo fortalece los músculos pélvicos de toda mujer en el proceso de gestación, y esto puede ayudar de forma significativa a la medre al momento del parto. De hecho, las relaciones sexuales durante el embarazo unen más a la pareja, debido que la mujer se va a sentir más amada, ya que su pareja está intimando con ella sin importarle los cambios físicos que ella ha tenido.