La alimentacion complementaria de un bebé es cuando la leche materna se vuelve insuficiente para nutrirlo correctamente, entonces se permite la leche artificial como alimento. Anteriormente, resultaba complicado el tema de la alimentación de los bebés por alergias, intolerancias, síntomas, opiniones y testimonios que llevaron a hablar sobre la alimentación de los bebés como algo sumamente complicado. Así que realizaban guías extremadamente gruesas, con diversos autores, muchas hipótesis, pero realmente, en la actualidad, se ha convertido en algo un poco más sencillo.

¿Qué es la alimentacion complementaria?

La alimentacion complementaria es la etapa luego de los primeros meses de vida del bebé, sucede cuando la leche materna ya no resulta suficiente para el pequeño; es decir, no logra satisfacer completamente los nutrientes que exige el organismo del infante.

Esta etapa comienza, generalmente, luego de los 6 meses cumplidos del bebé. Luego de 6 meses consumiendo la leche materna, debe consumir otros nutrientes para saciar necesidades de su pequeño cuerpo y para activar los gustos en algunas comidas.

Entonces, si estamos hablando de algún caso, en que el bebé deba consumir leche artificial, es evidente que no va a obtener las propiedades adecuadas o semejantes a las de la leche materna. Ciertamente, si es este el caso, con autorización de algún médico tratante, este le autorizará, si así lo requiere,  a que empiecen con la alimentacion complementaria antes de lo establecido, entre los 4 y los 6 meses aproximadamente. Pero por ningún motivo se debe permitir antes de los 4 meses del bebé.

¿Cuánto es la cantidad recomendada?

No hay cantidad exacta, no todos los niños poseen el mismo gusto o el mismo apetito a la hora de comer. Por ende, es recomendable iniciar con pequeñas porciones, hasta lograr acostumbrarlo y poder deducir la cantidad que suele consumir el bebé.

¿Cómo debo alimentar de forma complementaria a mi bebé?

Algunas personas optan por realizar purés o papillas, lo cual es una excelente técnica, pero se debe ir alternando las formas en la que le presentamos la comida al bebé, sencillo. Por ejemplo, hoy de menú alimentamos a nuestro bebé con pequeñas porciones de puré y el día de mañana lo alimentamos con algo un poco más sólido, como la avena.

Aunque, al ser los primeros alimentos de nuestro bebé, es necesario dar en pocas cantidades y preferiblemente al desayuno, porque así tenemos el resto del día para evaluar cómo se encuentra nuestro bebé, cuidar que no tenga nada fuera de lo normal, asegurarnos de que no es alérgico al alimento dado. En dado caso de ocurrir esta situación, poder actuar lo más rápido posible para asegurar la salud del bebé.

De igual forma, expertos indicaron que es completamente ilógico, algo que no se encuentra a nuestro favor, acostumbrar a nuestro bebé a las papillas, para posteriormente educarlo a ingerir comidas de textura semi-sólida, así que es mejor alimentar de forma variada. A este método se le ha denominado “Baby Led Weaning”, donde traducido al español es similar a “destete implementado por el bebé“, y algunos padres han logrado el éxito con este método descrito. Así que vale la pena intentarlo con nuestro bebé, y así evitar problemas a largo plazo a la hora de alimentar al bebé.

¿Qué alimentos le puedo ofrecer?

Para la alimentacion complementaria, podemos ofrecerle al bebé: cereales, alimentos integrales, miel, frutas, hortalizas, vegetales y legumbres. También, leche y sus derivados, como el queso o el yogurt, pero sin exagerar su consumo. Se debe evitar el azúcar de forma excesiva al igual que la sal. Además, alimentarle con carnes blancas,  pescado o mariscos pero limitados, arroz y otros granos sencillos de consumir, entre otros.