Todos envejeceremos en algún momento, y cuando eso ocurre, el organismo empieza a tener una serie de afecciones. En muchos casos, a los ancianos se les dificulta el poder consumir aquellos alimentos que le suministraran las vitaminas necesarias para la edad. En ello, radica la importancia de que todo anciano deba obtener vitaminas y minerales que ayuden al cuerpo a contrarrestar todas aquellas infecciones y enfermedades que puedan aprovecharse del cuerpo cuando está envejecido.

Aunque todas las vitaminas son necesarias para nuestro organismo, en el caso de los ancianos, existen algunas vitaminas que serán esenciales  durante esa etapa de su vida. Tenemos en caso de la vitamina D, que esta será muy importante ya que le suministrara al cuerpo el calcio para que los huesos se mantengan sanos. Ya que, cuando las personas se encuentran en su edad avanzada, los huesos se van debilitando y se vuelven propensos a sufrir de osteoporosis. Es por ello que es importante que los ancianos consuman productos lácteos para poder obtener vitaminas D.

Vitaminas para los ancianos

Cuando las personas llegan a la tercera edad, ocurre una oxidación acelerada que es causada por aquellos radicales  libres que se encargaran de destruir aquellas células sanas del organismo. Cuando estas células empiezan a dañarse, se puede producir afecciones como la artritis, algunas enfermedades de causa cardiaca, algunos tipos de cáncer, entre otros trastornos.

Otros signos que se pueden reflejar durante la tercera edad, son las arrugas ya que,  la piel va perdiendo su elasticidad. Todo esto, contrarrestarse en gran medida por la ingesta de antioxidantes, ya que, ayudan a neutralizar aquellos radicales libres y por tanto ayudaran a todo el sistema a seguir funcionando eficazmente.  Para esto será necesario que los ancianos consuman vitaminas A, C Y E. Debido a que, contienen los llamados betacarotenos, que ayudaran a combatir muchas afecciones que se presentan durante el envejecimiento y, estas se pueden adquirir mediante las frutas y algunas verduras.

También al alcanzar la etapa de la adultez mayor, empieza a ver déficit de vitamina K, que esta se encargara de que todas tengan una buena circulación sanguínea y ayuda a que se mantenga una buena coagulación de la sangre donde se evitara el sangrado.

Por otra parte, también va a ser imprescindible para la prevención de la enfermedad del Alzheimer, que es muy común en los ancianos. Son muchas las vitaminas que deben consumir los ancianos, para evitar varios tipos de afecciones.

Importancia del consumo de vitaminas en los ancianos

Cuando se está en la adultez mayor, suelen haber muchas deficiencias en el consumo de vitaminas,  ya que el cuerpo deja de asimilarlas de la misma forma de la que ocurría en la juventud y esto puede traer muchas consecuencias. Por ejemplo, la importancia el consumo de vitamina E.

En resumidas cuentas, la piel en la edad avanzada empieza a perder la elasticidad, va a conllevar que se produzca deficiencias en la renovación de los tejidos de cada uno de los órganos importantes del cuerpo, empezando por la piel. Los ancianos empiezan a tener deficiencias para asimilar los nutrientes, es por ello que, deben complementar su alimentación con diferentes suplementos que contengan cierto concentrado de vitaminas.